Fageca y Tomàs II ganan la Lliga 2 y aseguran su presencia en la Copa

Fageca observa ayer el golpeo de Tomàs II. / funpival
Fageca observa ayer el golpeo de Tomàs II. / funpival

Nacho se queda a un paso del doblete tras perder junto a José Salvador una final trepidante en el último juego (60-55)

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

Fageca sometió a José Salvador a un examen final. Maestro y discípulo se batieron en uno de los trinquets donde mejor se desenvuelve la joven promesa. El chico de 20 años y Nacho llegaron a tener en sus manos la Lliga2 de escala i corda, lo que habría supuesto un enorme logro para ambos por distintas razones. Pero no. Quedaba la última lección de Fageca y Tomàs II, experimentados pilotaris que elevaron el nivel cuando se vieron contra las cuerdas y acabaron llevándose tanto el trofeo como el billete para la Copa de escala i corda tras el verano.

Para Nacho, la de ayer era la ocasión de firmar un histórico doblete que se le escapó a Ricardet en raspall. Campeón de la Lliga de escala i corda junto a De la Vega y Félix, el pilotari de Beniparrell ha completado una gran Lliga II en compañía de José Salvador. El prometedor resto tenía la oportunidad de garantizarse la Copa, algo que aún no debe descartar si continúa con su notable progresión.

Tuvieron la partida en sus manos cuando sumaron por primera vez desde el resto para poner el marcador en 45-35. En esos momentos se vio una imagen icónica y reseñable, típica de la pilota: en un quinze decisivo, José Salvador se lanzó a por la vaqueta y, en pleno vuelo, vio cómo daba un segundo golpe en el suelo. El chico alzó la mano y concedió el tanto a los rivales sin necesidad de que lo dictaminase el home bo. Fageca, desde el otro lado de la cuerda, le aplaudió el gesto.

José Salvador se prepara a las órdenes de Fageca, por lo que independientemente del resultado, la mañana iba a tener un regusto agridulce para ambos. La partida disputada en Vila-real fue trepidante y se decidió en un final emocionante, en el que destacó Tomàs II, en el último juego (60-55).

Fageca no podía ocultar su euforia. Ha pasado un calvario de lesiones y la de ayer es su mayor victoria desde que está regreso sobre las losas. Resto más que notable, se siente con argumentos para volver a los grandes torneos oficiales. Al menos, ya tiene garantizada su presencia en la próxima Copa.