Ciclismo

Una cronoescalada para completar la colección

Groenewegen, a la izquierda, da el último golpe de riñón para ganar la última etapa de la Volta. /EFE
Groenewegen, a la izquierda, da el último golpe de riñón para ganar la última etapa de la Volta. / EFE

Casero aventura que la etapa reina de 2020 será en Alicante

MOISÉS RODRÍGUEZ

La imagen de Geraint Thomas, último ganador del Tour, tirando del pelotón por las calles de Valencia da empaque a la Volta. Se sabía que el británico no venía a la Comunitat a por la victoria final, sino a continuar con su preparación. Aún así, durante la semana ha expresado su intención de no correr el Giro y de lucir el dorsal 1 en la Grande Boucle y ayer ofreció esa imagen, trabajando en busca de la victoria de Ben Swift. No ha sido Thomas, pero todos los ganadores parciales han sido ciclistas de tronío: Hagen, Trentin, Van Avermaet, Adam Yates y Groenewegen. El director de la competición, Ángel Casero, y su equipo están bien satisfechos.

«Hemos dado un salto cualitativo en la participación. Por tercer año somos los primeros en carreras 2.1 y hasta estamos por delante de diez eventos World Tour. También hemos dado un paso adelante en infraestructuras y demás, por lo que estamos muy satisfechos», indicó Casero, quien también destacó que los ciclistas de nivel que vienen a la Volta lo hacen para pelear por la victoria: «Es importante que ganadores en el Giro, el Tour y la Volta, campeones del mundo, europeos y olímpicos, vengan y lo hagan para ganar. Hacen que esta carrera sea cada vez más grande».

Como las Fallas, la edición 71 ya ha empezado. Por mucho que Casero diga que no. «Vamos a descansar unos días y entonces nos juntaremos el equipo para ver en qué podemos mejorar, que siempre hay cosas», apuntó. Pero no van a empezar de cero. Eso que nadie se lo crea. Ya hay esbozos de los que puede ser la Volta de 2020, donde la gran incógnita es si la carrera mantendrá el formato de cinco etapas o se agregará una para disputar dos en cada provincia de la Comunitat.

«Veremos qué podemos hacer para ir creciendo», señaló Casero, que sí descartó, por el momento, elevar a dos las etapas de la Vuelta CV Féminas de cara al próximo año. También dio pistas sobre las etapas donde teóricamente se decida el maillot amarillo. «Hay una subida que tenemos que ver bien y que puede ser la llegada de la etapa reina. Está pro la zona de Alicante», señaló.

También se mostró partidario de mantener una contrarreloj y ahí, al final de su comparecencia, casi cuando ya se marchaba, Ángel Casero dio una pista. «La crono es un formato espectacular porque además puedes ver a ciclista por ciclista. Pero por equipos también tiene su historia, con esas cabras que acaban de estrenar y formando...», había deslizado el director de la Volta. «Nos gusta ir haciendo de todo y nos queda una cronoescalada. Ahí lo dejo», deslizó sonriente.

Y aquí acabó la 70ª edición de la Volta, pensando ya en la siguiente. Este año, el tiempo ha acompañado. «Destaco el tiempo. Todos los equipos venimos a la Comunitat a hacer una parte de la pretemporada. En febrero, un clima así sólo lo encuentras si te vas a Dubai o a Omán», indicó el ganador de la carrera, Ion Izagirre. «Después de tres años con problemas meteorológicos, ha sido una semana perfecta. Todos nos movemos al son que marca en el Tour y, en ese sentido, si nos hubiéramos ido a una semana antes, esto habría sido un vendaval», comentó Ángel Casero.

La Volta parece haber dejado satisfechos a todos, incluso al rey destronado, Alejandro Valverde. «El año pasado se ganó y este no nos llevamos mal botín. Segundo, en un podio de lujo como este, es un buen resultado. Ha sido una carrera muy bonita, muy disputada y con un ganador como Ion, buen amigo y compañero de la selección en el Mundial», indicó el murciano.