Unas Copas para el otoño

Los jugadores participantes en las Copas, ayer. /Funpival
Los jugadores participantes en las Copas, ayer. / Funpival

La tercera competición en las modalidades profesionales empieza a finales de agosto | La Fundació mantiene la particularidad de que todos los equipos son parejas y las finales están programadas para principio de noviembre

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZAValencia

La tercera competición en importancia de las modalidades profesionales de pilota ya está servida. Los 32 jugadores que participarán en la Copa tienen plan para final de verano y el otoño, mientras se dispute la fase de grupos. Esta tendrá lugar en formato liguilla y se extenderá desde finales de agosto -el 30 el raspall y el 31 en escala i corda- hasta bien entrado octubre.

A partir de entonces se celebrarán las fases decisivas: las semifinales y las respectivas finales, programadas para el primer y segundo domingo de noviembre. En el caso de raspall, será el 3 en El Genovés, mientras el 10 es el día reservado para la partida por el título de escala i corda en Guadassuar.

Las finales salen así de trinquets habituales de este tipo de partidas, confirmando así la intención de la Fundació de esta tendencia. El Genovés vuelve a albergar después de bastante tiempo una, mientras Guadassuar repite en escala i corda, ya que acogió la de 2018.

La partida por el título de raspall será en El Genovés y la de escala i corda se disputará en Guadassuar

Los campeones, en todo caso, necesitarán disputar cinco partidas para conseguir su objetivo. Tras la fase de liguilla, los dos primeros pasan a semifinales, cruzándose con uno de los equipos del otro grupo. El ganador, a la final. Así de sencillo y así también de complicado. Porque el nivel es elevadísimo.

La Fundació ha querido mantener como en ediciones anteriores el espíritu de que la Copa tenga el factor diferencial de disputarse en parejas. Esto perjudica a los punters, con la excepción, en escala i corda, de Tomàs II, que vuelve a tener la oportunidad de reivindicarse como mitger, igual que en 2018.

También cuentan con su ocasión dos pilotaris que no habían estado en la primera competición por equipos en relevancia, la Lliga. Marc, que viene disputando partidas de cada vez mayor intensidad una vez superada su lesión, formará pareja con el potente Javi. Fageca, que se ganó el derecho de disputar la Copa al conquistar la Lliga2 en Vila-real, hará equipo con Félix.

En raspall quien obtuvo ese privilegio como campeón de la Lliga2 fue Punxa, cuyo compañero será Canari. Por lo demás, igual que en escala i corda, en la competición estarán los mejores. Se consolidan como titulares jóvenes como Badenes y Vercher, y los restos finalistas del individual, Moltó y Marrahí, podrían evitarse hasta la final: están en grupos diferentes y si pasaran en la misma posición de grupo no se verían las caras en semifinales.

Ganan Sergio y Tonet IV

En cuanto a la competición, ayer empezó uno de los torneos veraniegos de referencia en raspall, el Gregori Maians de Oliva con la disputa de la primera semifinal: Sergio y Tonet IV jugarán por el título después de vencer a Salelles II, Seve y Josep (25-20). Conocerán a sus rivales la próxima semana en la segunda semifinal. Lo que no se disputará, de momento, será el Festival Savipecho en que dos figuras de escala i corda, Pere Roc II y Genovés II, iban a jugar este viernes a raspall. El evento se aplaza por los problemas físicos del subcampeón del Individual, que ha decidido no arriesgar.