Castellón abre la puerta a las figuras y a la solidaridad

JOSÉ A. MONTEAGUDO

Valencia. Resultaba incomprensible que la capital de la Plana no contase con unas instalaciones adecuadas para la práctica de la pilota valenciana. A fuerza de insistir, los defensores más fervientes del deporte autóctono en la ciudad, los componentes del Club Pilotari Castelló, vieron satisfecha su demanda en diciembre de 2011, que es cuando se inauguró el nuevo trinquet.

La construcción de este recinto ha permitido que uno de los clubes más activos de la Comunitat forme a chavales, tenga un espacio apropiado en el que jugar y realice un sinfín de actividades de promoción y difusión de la pilota.

Ahora se han propuesto llenar el trinquet una vez al mes. Pero abrir para albergar una partida les sabe a poco. Con el apoyo del Patronat d'Esports de Castelló y la colaboración de la Fundació per la pilota, esta cita mensual que comienza el próximo sábado estará vinculada a algún colectivo para, además, dar a conocer las excelencias de la vaqueta a un público no habitual. En la jornada del sábado se ha implicado al Centro de Rehabilitación e Integración Social (CRIS) de Castelló, dependiente de la Cruz Roja, que se ocupa de hacer la vida más fácil a personas con enfermedades mentales graves. Algunos son pilotaris desde hace cuatro años porque todos los miércoles aprenden y juegan a pilota en el mismo trinquet de Castellón.

Esta primera sesión también tiene tintes solidarios. La entrada al trinquet será gratuita, para propiciar el lleno, pero el club tiene intención de realizar una rifa y destinar toda la recaudación al CRIS.

 

Fotos

Vídeos