Bueno, el acompañante perfecto

El pilotari de Meliana fue el respaldo de Sacha para ganar el bronce en el Mundial y ayuda a Puchol a preparar su desafío en Nueva York «Estoy contento porque me he adaptado a una modalidad que no es la mía», afirma

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

Víctor Bueno es ese deportista necesario en todos los equipos. Silencioso pero eficaz. En un grupo más que cohesionado como el que ha sido esta Selección Valenciana de pilota, él no se ha hecho de notar. En los desplazamientos en autobús o en avión y en las comidas, ha habido otros que han llevado la voz cantante. Esa tarea la han llevado a cabo los veteranos, principalmente Genovés II y Santi, en continua complicidad con Pere Roc II, Puchol II y Pablo de Sella, el capitán. Bueno, sin alzar la voz, ha sido un comodín para Pigat II, el seleccionador. Además, logró el tanto definitivo para el bronce en one wall.

«Estoy muy contento porque me he tenido que adaptar a una modalidad que no es la mía y hemos aportado un puntito que le ha venido muy bien al equipo», afirmó Bueno tras la partida por el tercer y cuarto puesto frente a Bélgica. Habitual en las partidas profesionales de escala i corda, el mitger de Meliana no se vino abajo cuando Pigat II le relegó de titular en juego internacional.

Aquello le dolió y mucho. Tuvo un mal partido en una cancha impracticable y el seleccionador dio entrada a Puchol II. Desde entonces ya no ha cambiado para nada un quinteto que integraron el propio resto de Vinalesa, Genovés II, Pere Roc II, Pablo de Sella y Nacho. Han quedado campeones y no han mostrado fisuras, por lo que Bueno ya no ha contado con la ocasión de redimirse en esta modalidad.

Logró el tanto definitivo para que la Selección Valenciana quedara tercera en one wall

Pero aquí tampoco alzó la voz. Ni una queja o una mala palabra. Al contrario. Siempre en voz baja, pero presente en todas las partidas de la selección, incluso las de chazas. Hizo cuatro horas de autobús para llegar a San Juan de Albán, jugó un rato en la primera y luego estuvo dando ánimos a sus compañeros. Por la tarde, casi sin tiempo para el descanso, se vistió de corto para ser el escudero perfecto para Sacha.

«Tiene un nivel impresionante, brutal, y eso aporta al equipo. Lo ha demostrado en este campeonato y en el futuro puede estar en lo más alto en el one wall», afirma Bueno sobre el pilotari de Orba. Lo dice satisfecho y muy orgulloso por el trabajo realizado tras la partida por el tercer y cuarto puesto en el Mundial de Colombia. Los valencianos cayeron en semifinales de una competición muy igualada en la que sus verdugos, los mexicanos, han estado por encima del resto.

Los norteamericanos fueron campeones al arrollar a Argentina. La pareja de la Comunitat quedó tercera tras un triunfo claro frente a Bélgica. Y de nuevo, Bueno lo celebró sin estridencias. «Estoy muy feliz por el trabajo realizado. He cumplido y he hecho mi papel en el equipo de apoyar a Sacha en one wall», afirma. El pilotari de Orba demostró que, a sus 19 años, puede ser una referencia mundial en la modalidad de la pared única. Fue el líder de la pareja, pero Bueno consiguió el tanto definitivo por el bronce.

Un premio para el de Meliana. A la vuelta de Colombia, Puchol II se centrará en su viaje a Nueva York para promocionar la pilota. El escudero silencioso ha colaborado con él en preparar esa partida.