Bicorp domina la Lliga femenina de raspall

Mar raspa una pelota durante la partida de ayer. / manuel molines
Mar raspa una pelota durante la partida de ayer. / manuel molines

La superioridad numérica de las favoritas decanta todavía más la partida, en la que Ana y Noelia luchan y son capaces de sumar dos juegos El trío de Victoria, Aida y Mar gana la final ante las hermanas Puertes (40-15)

MOISÉS RODRÍGUEZBENIPARRELL.

Ana y Noelia lo dieron todo. Estaban en casa, ante su público y en la calle donde han crecido, como personas y como pilotaris. Ganar la Lliga tenía, además, un tercer componente emotivo: la heroicidad. Enfrente estaba el equipo que ha dominado con mano de hierro el campeonato y, encima, en superioridad. Cosas de las normativas y de las circunstancias. Mar, mermada por una mononucleosis, se ha perdido varias jornadas y las semifinales. Estaba disponible para esta partida por el título y, al tratarse de la competición de tríos, Bicorp podía alinearla sin prescindir de una cada vez más notable Aida.

El trío rojo, claro está, dominó el choque. Si Victoria y Mar ya gobernaron con mano de hierro la primera fase, contando con la joven de Moixent como refuerzo ganarles era casi misión imposible. Mar ha tenido que estar parada un mes en el que tenía prohibido hacer deporte por prescripción médica. Se le notaba aún convaleciente y jugó en punta.

Su padre y su madre estaban siempre pendientes de ella. Más de lo habitual. «¿Estás bien?». Al menor síntoma de que le flaqueasen las fuerzas, la final acababa para ella. Pero resistió. Como las hermanas Puertes, orgullosas y luchadoras hasta el último quinze. Tratando de dar una zancada más para tratar de cubrir más cancha.

La semifinal del Individual entre Moltó e Iván de la próxima semana se traslada a domingo por la tarde

El premio fueron dos juegos y el respaldo casi unánime del público (40-15). Hicieron una gran partida y fueron dignas subcampeonas de la Lliga. El trío cumplió: muy serias, con poco fallo, Victoria, Aida y Mar conquistaron para Bicorp un título que desde el inicio parecía tener su nombre.

Sin salir del raspall, en el profesional masculino, la Fundació ha trasladado al domingo por la tarde la semifinal del Individual entre Moltó e Iván en Bellreguard. El motivo, evitar que coincida el sábado con la final de escala i corda.