Más aportación privada al proyecto de la Fundació

JOSÉ A. MONTEAGUDO

valencia. La Fundació per la Pilota Valenciana presentó su nuevo proyecto de gestión para el año en curso. El mismo incluye cambios significativos en el calendario y el formato de las competiciones profesionales. Además se expuso la voluntad de depender cada vez menos de la aportación económica de las instituciones. Hace un año, esta ayuda suponía un 65% del presupuesto. En el presente ejercicio, la misma contribución rebaja esta presencia al 45% en el millón doscientos mil euros presupuestados.

La captación de dinero privado se ha convertido en una prioridad para alcanzar el objetivo de dignificar la figura del pilotari profesional y ayer se dio un paso más con la firma del convenio entre la Fundació y la casa de apuestas deportivas Juegging, con sede en Valencia. Se ha establecido la vigencia de un año de duración aunque se espera que sean más. «Tenemos la responsabilidad de revertir en la sociedad parte de lo que esta nos da y qué mejor forma de hacerlo que a través de un deporte tan nuestro. Ojalá esta unión dure muchos años más», explicaba Jesús Álamo, presidente del Grupo Acrismatic, al que pertenece Juegging.

Esta colaboración implica una novedad deportiva importante. Una de las citas más relevantes de la temporada, el Trofeu Mestres, que solamente se disputaba en la modalidad de escala i corda, también se jugará a raspall. Los dos torneos tendrán lugar en diciembre. Además, la selección será más objetiva, ya que primará la posición en el ranquin que se actualizará cada tres meses y que también patrocinará Juegging.

Por otro lado, la casa de apuestas apadrinará a cuatro figuras: Soro III, Marrahí, Javi y Canari, que se mostraron encantados por el respaldo.