Elvira López: «Se debe promocionar la pilota en el colegio o no hay nada que hacer»

Elvira López: «Se debe promocionar la pilota en el colegio o no hay nada que hacer»

Elvira López

MOISÉS RODRÍGUEZ

valencia. «Elvira, Amparo tiene tecnificación y no puede venir. Vas a jugar tú conmigo». Estas fueron las frases con las que Ana Belén Giner embarcó a Elvira López en la aventura de la próxima semana. «Le dije que yo no tengo su nivel, ella insistió y ya está. ¡Es que a mí me gusta un montón! Ya les acompañé el año pasado a Barcelona y allí pensé: 'Seré tonta, si hay gente que no es mejor que yo'», comenta. Ana Belén y Elvira irán al País Vasco. Participarán en la novedosa Laboral Kutxa Emakume Master Cup, una competición femenina y que, además, tiene las inscripciones abiertas. Pueden apuntarse a dos niveles, el de élite y el de primera. «Nosotras vamos al de primera porque podemos elegir la pareja. En el de élite te sortean», precisa Giner.

¿QUIÉN ES ELVIRA LÓPEZ?

Personal

Albacete: De donde vino a los 4 años. Tiene 56.

Enric: Su marido. Carlos, su hijo, es monitor del club de pilota.

Modalidades a las que juega: Raspall, one wall y frontón.

Tavernes Blanques

Femenino: Lo preside Elvira y toda la directiva son mujeres.

One wall: El municipio acoge todas las competiciones.

Calle de galotxa: Recién estrenada, aunque tiene deficiencias.

«Allí hay mucho nivel, haremos lo que podamos. Hay mujeres que juegan muy bien, pero no sólo en el País Vasco, en todas las comunidades. Lo vemos en las concentraciones», señala Elvira López. La Master Cup ha empezado este fin de semana y la pareja valenciana entra en liza el siguiente. Disputan la fase clasificatoria. Participarán pelotaris vascas, pero también de Cataluña, Aragón, La Rioja o Andalucía, además de las valencianas. La fase final se disputará la semana del 5 de marzo, coincidiendo con los actos del Día de la Mujer Trabajadora. «Me encanta que ahora haya este tipo de torneos. ¡Si a mí me pilla con 20 años menos...!», reflexiona Elvira.

A sus 56 años, es una apasionada de la pilota. Valenciana de adopción, vino desde Albacete siendo una niña. Se declara como una deportista nata. Ha practicado tenis, baloncesto, squach y frontenis, modalidad en la que llegó a estar federada. «Yo he jugado con todos los hombres de entre 50 y 60 años, ¡mi madre me decía que eso eran juegos de chicos!», recuerda. La pilota la descubrió mucho después y casi de casualidad. Su ejemplo es una joya para quienes reivindican la televisión autonómica como arma de promoción de la vaqueta: «A mí me encanta el deporte y cuando emitían las partidas, como por las tardes no hay nada en la televisión, empecé a verlas. A lo mejor eran pasadas, pero a mí me daba igual Al principio no sabía ni cómo iba el tanteo. Ahora a veces veo las de frontón vasco».

Elvira es de las que no saben negarse a cualquier aventura vinculada con el deporte. La embarcaron en el club de pilota de Tavernes Blanques, que suele ser sede de todas las competiciones importantes de one wall. «Estaba el marido de Ana Belén de monitor, y las madres pensamos en hacer un club de raspall. Dijeron: 'Elvira presidenta'. Ahora tenemos que hacer algunos cambios, pero en la directiva somos todas mujeres», señala.

No se muestra demasiado optimista sobre el futuro de la pilota femenina. Contesta, de hecho, con un no rotundo a la pregunta de si llegará a haber mujeres profesionales de la vaqueta. «Entre niñas y madres llegamos a ser quince y ahora quedan tres chicas y cuatro madres. En cuanto empiezan a estudiar, la pilota pasa a un segundo plano. Y en la mujer aún existe la mentalidad de dedicar el tiempo a otros y, si te queda algo libre o te gusta algún deporte, pensar en ti», lamenta.

Elvira López considera que el problema no es sólo en la pilota femenina. Estima que el mundo de la vaqueta necesita visibilidad, y apunta a los centros educativos. «Tenemos la suerte de que la tesorera de nuestro club trabaja como conserje en un colegio. Una vez al año vamos y enseñamos a los chavales cómo se hacen los guantes y demostramos cómo son las partidas. Luego está también el programa Pilota a l'Escola, pero eso es un día. Si el maestro de educación física no promociona la pilota, se corta radicalmente. El año pasado había un chico de Meliana que le gusta la pilota, y hasta vinieron alumnos al club».

Elvira López lamenta precisamente eso, que la estrategia no sea coral. «Si cuando se marcha este maestro viene otro que no sabe ni lo que es este deporte ni le interesa... Si no se promociona la pilota en el colegio, no hay nada que hacer. Hay que involucrar a los chavales, que tengan una clase de educacion fisica jugando raspall», señala.

Mientras tanto, ella seguirá disfrutando de la pilota. Como presidenta del club de Tavernes Blanques, que volverá a acoger en otoño el Tour Internacional de one wall: «El año pasado quedaron encantados, y toda la organización éramos mujeres».