Genovés II vuelve a disfrutar

Raúl raspal durante la partida de raspall de ayer en Pelayo. :: juanjo monzó/
Raúl raspal durante la partida de raspall de ayer en Pelayo. :: juanjo monzó

El trío vence en escala i corda mientras Pablo, Coeter II y Raúl son los campeones de raspall del Trofeu Mixt Fundació José Luis López

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

«Me queda mucho por mejorar, pero la verdad, he disfrutado mucho jugando a pilota y eso es lo más importante». Que Pablo, Coeter II y Raúl ganasen el Trofeu Fundació José Luis López en la modalidad de raspall (25-10) y que Genovés II, Pere y Héctor II lo hicieran en escala i corda (60-45), es una anécdota. Un alegrón para los seis pilotaris, pero un hecho puntual en el turbulento mundo profesional del deporte autóctono. Que uno de sus iconos vuelva a disfrutar sobre las losas, sí que es un hecho trascendente. Y, como reconoció él mismo, José Cabanes 'Genovés II' se lo pasa de nuevo bien en el lugar que más ama, el trinquet.

Genovés II llegó a Pelayo sonriente. Estuvo charlando un rato en el vestuario con Aritz Lasa, el puntero vasco que el viernes jugó en el frontón de El Puig. Disputó una partida en la que fue de menos a mas y fue de los últimos en abandonar la Catedral. Los minutos posteriores de ganar el Fundació José Luis López fueron frenéticos para él. Incontables las fotos que le pidieron y las manos que chocó.

«Estoy muy contento. Aún queda por mejorar, pero esto es muy importante», señaló. Había sido el más destacado en una partida superlativa. «Eso no lo he de valorar yo, pero desde el 35-35 sí que me he ido sintiendo más cómodo», precisó. Dos tríos formados por seis de los pilotaris más en forma se batieron de poder a poder. En la contra estaban Pere Roc II, que venía de adjudicarse los dos últimos torneos importantes (Mestres y Benidorm); Santi, al que se califica como el mitger actualmente de referencia; y Bueno, savia nueva que viene de ganar el Trofeu de Joves como mitger.

A partir del 40-40 se vio pilota de primerísimo nivel. Y ahí, en los pequeños detalles, Pere estuvo más acertado que Santi y Genovés II brilló a su mejor nivel desde que volvió tras un año de lesión. «Ahora he de seguir entrenando y jugando. Tengo 35 años y cada partida es para mí un regalo. Espero que todavía me queden muchos», afirma.

Por ello, José Cabanes no quiere hablar demasiado de la convulsa situación del mundo profesional. «Yo estoy con mi carrera de Medicina y mi trabajo. De la pilota, prefiero centrarme en jugar y ya está», comentó Genovés II, que se muestra ambicioso: «Ahora a ver cómo estoy para la Lliga, que será lo próximo. Yo siempre quiero ganar».

Antes de la final de escala i corda, se jugó la de la modalidad per baix. «Estoy contento, se va viendo buen raspall en Pelayo», comentó el dueño de la Catedral y mecenas del torneo, José Luis López. Los pilotaris de la especialidad comentan que las grandes dimensiones del trinquet y no tenerlo muy tocado son un hándicap. Pero ayer se vio una gran final, igualada hasta el 10-10. Pero emergió la figura de Coeter II. Pablo, el veterano mitger y Raúl fueron desde entonces superiores a Sergio, Brisca y Miravalles.

Fotos

Vídeos