Félix jugó con molestias en un ojo por una caída con la bicicleta

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

Soro III y Javi acabaron extenuados tras más de dos horas de partida. Jugar en pareja contra un trío muy compensado es complicado. Félix, sin embargo, afirma que hubo un momento en que creyó que no podría disputarla. «Me pegué un buen golpe con la bicicleta el día de antes. Se me fue la rueda de delante y golpeé con una piedra. Caí con la cara», señala el mitger, que lució las heridas de guerra en Pelayo.

Pese a lo aparatoso del golpe, no sufrió demasiados daños físicos, excepto en la cara. «Me tuvieron que dar un par de puntos, y me supuraba por la parte del lagrimal. La verdad es que era bastante molesto, pero estaba bien», indica Félix, quien no ocultaba que le hacía bastante ilusión la partida del sábado.

Eso a pesar de los malos momentos que están viviendo los pilotaris profesionales, que siguen sin saber cómo percibirán sus salarios a partir del 1 de enero. «Es algo que nos preocupa, lo hablamos en el vestuario. Nosotros jugamos las partidas y más no podemos hacer», señala Félix.

Tanto él como Pere Roc II y Carlos tenían que desplazarse una hora por carretera horas antes de la cena de Nochebuena. La partida concluyó más allá de las 19. Javi también es de los que hace kilómetros y kilómetros cada mes, pues reside en Ontinyent. De los contendientes de ayer, al que más cerca le pillaba el trinquet de casa era Soro III.