El gran avance de Marrahí

El gran avance de Marrahí

El campeón Individual de raspall de 2015 juega hoy una partida en Càrcer y el martes reaparecerá en el trinquet de La Llosa

MOISÉS RODRÍGUEZ

valencia. Càrcer celebrará hoy el 25 aniversario de la Escola de Pilota El Moro, y el mundo del raspall estará, al mismo tiempo, de enhorabuena por uno de los regresos más esperados en esta modalidad. Desde que ganó el Individual de 2015, las lesiones inyectaron un sabor amargo a la carrera de Marrahí. Casi un año y medio después de operaciones y tratamientos, el pilotari ve la luz al final del túnel. Vuelve pero toma una difícil decisión: no ocupará la demarcación de resto. Prueba de ello es que el pilotari de Villanueva de Castellón está anunciado hoy como punter. La jornada empezará a las 11 con una partida de chavales, para continuar con la presentación de la escuela. A continuación se anuncia un interesante enfrentamiento entre los dos restos más en forma en el raspall profesional. Moltó, Moro y Seve se medirán a Ian, Sanchis y Marrahí.

El pilotari de Villanueva de Castellón volverá a actuar el martes, en La Llosa de Ranes. Esta es la fecha marcada como la de su reaparición en las partidas del día a día. Actuará de mitger en compañía de Jeffry y ambos se medirán a Mario y Gabi. La reaparición de Marrahí se esperaba como un momento para relanzar la modalidad per baix. En el trinquet se confía en él y en Ian como grandes rivales de Moltó en el Individual. Su decisión de dar un paso adelante y ocupar la demarcación de mitger dispara las dudas de si disputará el mano a mano en 2017.

La decisión de no jugar de escaleter parece provisional por el calvario que ha supuesto para Marrahí la lesión en el hombro. «Sobre todo sufro en el saque, y ahora lo que quiero es proteger el brazo y no someterlo a ese esfuerzo tan intenso», señaló ayer el pilotari. El de Villanueva de Castellón empezó a tener problemas en el primer semestre de 2015, cuando vestía la camiseta roja del número uno. Tras meses de intentar esquivar el quirófano, decidió operarse. Lleva semanas tocando pelota hasta dar el paso hacia la reaparición.