«Con la pilota no se ha cuidado la marca. Hay que darle una vuelta»

Monrabal, apoyado en la muralla de Pelayo. :: damián torres/
Monrabal, apoyado en la muralla de Pelayo. :: damián torres

Roberto Monrabal, pilotari: «La gente pasa por la calle y no sabe dónde está el trinquet... Habría que hacer algo para que se sintiera atraída por este deporte»

MOISÉS RODRÍGUEZ

valencia. Roberto Monrabal se siente orgulloso de ser de Vilamarxant y de formar parte del selecto y sufrido grupo de la pilota profesional. Por ello, no gana para sustos. Esta semana, el sobresalto llegó en forma de noticia de que el trinquet de su pueblo dejaba de organizar partidas de profesionales. «Como jugador y vecino, para mí fue muy triste», señaló. Finalmente se dio marcha atrás, pero sin Peluco como gestor. Pero ese amago de cierre no fue sino un indicador más de un problema global en el deporte autóctono.

Todo se resume en que la pilota no recibe ayudas. «Yo estuve hablando con el Ayuntamiento y lo que ofrecieron no me solventa casi nada. Estamos aún hablando, pero no creo que lleguemos a ningún acuerdo», lamenta Monrabal, quien añade: «Yo tengo la fortuna de contar con dos patrocinadores, Perrier y Molcaworld. Gracias a ellos puedo costear los desplazamientos, material y demás porque de lo contrario, con lo que ganamos no se puede vivir. No queremos depender de las instituciones. Sabemos cómo funciona todo y la pilota no es el fútbol. No es autosuficiente. Pedimos un poco de respaldo al sector privado, pero el empresario ha de ver retorno. Al no tener la televisión es más difícil. Ha de ser alguien que ponga dinero de forma desinteresado o porque te conozca», indica Monrabal.

Él trata de hacer la guerra con sus medios. A pequeña escala y a través de las redes sociales da toda la visibilidad que puede a las empresas que le apoyan: «Pongo sus logos cuando anuncio las partidas. No me han puesto unos objetivos y si no pasa nada, renovaremos». Dicho esto, el punter realiza un análisis sobre la situación del deporte autóctono: «Pienso que no ha estado cuidada la marca 'pilota valenciana'. La gente no la conoce, pasas por esta calle y no saben dónde está el trinquet. Se está cuidando en los colegios, pero pienso que hay ha darle una vuelta para que fuera más atractiva. Habría que hacer algo para que la gente se sienta más atraída. Fomentar la competitividad entre nosotros, que no haya pilotaris acomodados...»

El punter recuerda que, salvo Pelayo los sábados por la tarde, los trinquets en general no se llenan. «Habría que encaminar la gestión hacia otro sitio. El calendario debería dirigirse hacia los fines de semana, porque la gente que trabaja no puede ir de lunes a jueves a las cuatro de la tarde a ver una partida». No rechaza taxativamente las partidas entre semana, pero apunta que en eso se debería adoptar el ejemplo del fútbol: «La Copa o la Champions se juega a las nueve de la noche, pero para ello los trinquets deben estar bien acondicionados. Habría que hacer una remodelación completa para que esto fuera más atractivo».

Monrabal también apunta que la situación actual perjudica a los jugadores. Cree que es una buena idea las galerías prohibidas por el espectáculo y por la seguridad de los espectadores. Sin embargo, subraya que esto exige más al pilotari. «Para la gente es mejor, pero a nosotros nos exige estar más preparados. Luego hay lesiones por estar siempre cargando por dentro. Ya digo que el calendario no está nada claro, hay veces que juegas tres veces por semana», señala. Admite, eso sí, que a los profesionales les interesa en general tener el máximo de partidas: «Antes la gente apostaba mucho y el jornal te daba igual por lo que sacabas con las propinas».

El pilotari de Vilamarxant comenta que la idea de Val net fue buena para dotar a los pilotaris de seguridad social y de una nómina. «Pienso que la ejecución no ha sido la correcta. Deberían ver en qué se han equivocado y dejarse aconsejar con gente que sepa», indica. Sobre qué mejoraría en la gestión de la pilota profesional, señala: «A la hora de organizar los torneos no te ofrecen una seguridad sobre cuáles vas a jugar y por ello no puedes enfocar una preparación. Se mira mucho por las primeras figuras y al resto se les olvida un poco. Se debe cuidar más al jugador y a la gente que viene al trinquet. Si siempre ofreces la misma partida, se puede aburrir».

Monrabal afronta la Copa como mitger y ve en el torneo una oportunidad. Considera que es bueno que se dé oportunidades a los jóvenes y asegura que hay unidad entre los pilotaris, aunque admite: «Cada uno mira por lo suyo. Este es un deporte individual y quieres ganar al de al lado. Aunque luego te vayas con él a tomar algo. Y el que diga lo contrario, falta a la verdad».

Fotos

Vídeos