Otra noche para Márquez

Marc Márquez, homenajeado en el Palacio de Congresos de Valencia por su título de MotoGP. / hrc_motogp
Marc Márquez, homenajeado en el Palacio de Congresos de Valencia por su título de MotoGP. / hrc_motogp

LOURDES MARTÍ VALENCIA.

El rugir de los motores llegó a su fin. Era el momento de la música. Un cuarteto de cuerda puso la banda sonora a la FIM MotoGP Awards. El Palacio de Congresos de Valencia celebró la ceremonia en la que los vencedores en diferentes categorías tocaban al fin el fruto de todo su esfuerzo. Vito Ippolito, presidente de la FIM, hizo referencia al «sorprendente» tiempo de este fin de semana: «En Valencia siempre esperamos sol pero tuvimos un Gran Premio especial con mucha lluvia, algo extraño que no ha impedido que salga bien gracias a la buena organización».

Márquez recibió el premio al mejor. Otra vez. Pero antes fue el momento de Dani Pedrosa. La sala se puso en pie y aplaudió durante un minuto al piloto que se retira. Emocionado, agradeció el cariño y se mostró «orgulloso» de haber tenido la oportunidad de correr en la máxima competición del motociclismo.

Valentino Rossi explicó que su motivación, pese a acumular muchas temporadas en MotoGP, es «su pasión». Dovizioso, que charló con Valentino animadamente, hizo referencia a sus ganas de querer ser cada vez «más fuerte». Márquez, que se disculpó por su afonía -«estuve gritando por el dolor de hombro que tenía»-, tiene la ilusión de un debutante: «Mi intención es seguir creciendo y mejorando».

Francesco Bagnaia, el campeón de Moto2, afirmó haber esperado este momento «toda la vida». El rookie del año en esta categoría, Morbidelli, recibió su trofeo de manos de Pablo Simoncelli, padre del piloto fallecido.

Jorge Martín, líder de Moto3, saboreó especialmente la noche. Se hizo casi tantas fotografías con traje y pajarita como kilómetros por la mañana con el mono enfundado. El madrileño, con sólo 20 años, reconocía que fue «un año complicado, con muchas lesiones, pero ha salido bien gracias al apoyo de los míos».

Los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer Valencia sentados en sus butacas. Por primera vez la gala prescindió de uno de sus presentadores y en lugar de bilingüe sólo fue en inglés. El acto arrancó con un vídeo pilotando una moto por toda Valencia.

 

Fotos

Vídeos