Unas motos con turbinas

Nico Terol y María Herrera, ayer en la presentación del equipo de Aspar en Madrid. / m. rodríguez
Nico Terol y María Herrera, ayer en la presentación del equipo de Aspar en Madrid. / m. rodríguez

«No se puede comparar con MotoGP, pero esto es el futuro. Para 2021 creo que ya habrá carreras fuera de Europa», afirma el tetracampeón alcireño Aspar presenta su equipo para el nuevo campeonato eléctrico del Mundial

MOISÉS RODRÍGUEZMADRID.

Se acerca el momento de despejar la incógnita. «¿Cómo serán las carreras de motos eléctricas?», se preguntan los aficionados del deporte de las dos ruedas más curiosos. La cita inaugural es el primer fin de semana de julio, del 5 al 7, durante el GP de Alemania en Sachsenring. Los valencianos, sin embargo, están de enhorabuena. La próxima semana, de lunes a miércoles, Cheste acogerá los últimos test oficiales previos al nuevo campeonato de MotoE que Dorna ha incluido en cuatro citas del Mundial. La última jornada habrá simulacro de carrera. «Yo me lo voy a tomar como un GP, a tope desde el primer día como si fueran los libres, estoy con muchas ganas», avisa Nico Terol.

El alcoyano, último campeón del mundo valenciano hasta la fecha, está de vuelta. Forma parte, junto a María Herrera, del Ángel Nieto Team, el equipo del alcireño Jorge Martínez 'Aspar' para la competición eléctrica. «Como habéis podido escuchar, lo primero que cambia es el sonido. Es como si las motos tuvieran turbinas, similar al ruido de un avión al despegar», bromeó el tetracampeón del mundo.

Lo dijo durante la presentación de su equipo de MotoE para 2019, que cuenta con el patrocinio de Openbank. «Es un proyecto a varios años y estamos satisfechos, porque es la primera vez que una entidad financiera entra a patrocinar motos», señaló Aspar. El calendario de MotoE se ha visto trastocado por el incendio que devoró todo el material la noche de uno de los test de pretemporada en Jerez.

Esto ha beneficiado a Valencia, que se sube a un certamen en el que había interés en estar, pero que pasaba de largo de Cheste en 2019. Sin ir más lejos, con los test de la próxima semana, con el simulacro de carrera el miércoles a las 9 horas. Aunque aún no hay puntos en juego, el ganador se llevará una moto eléctrica. Después, el campeonato empezará en Alemania, para pasar por Austria y San Marino antes de concluir con dos mangas el fin de semana del GP de la Comunitat.

«No hay puntos en juego, pero estoy con muchas ganas. Va a ser un campeonato duro porque hay gente que ha ido siempre muy rápido, pero yo les he ganado a todos. Estoy al 100% de confianza», afirmó Nico Terol. Tanto el piloto alcoyano como su compañera de equipo destacaron el peso de la moto como uno de los inconvenientes, aunque precisaron que se trata de una montura «divertida y agradable de conducir». Además, incidieron en que hay pilotos con una gran trayectoria, y citaron entre ellos a Randy De Puniet, Eric Granado y a Bradley Smith. Las carreras serán a 7 u 8 vueltas, ya que la tecnología está condicionada por la duración de las baterías. Las motos pueden alcanzar una velocidad punta de 270 km/h y emplean unos neumáticos similares a los que calzan las MotoGP.

Para Aspar, las carreras de motos eléctricas son el futuro, aunque lanza un aviso: «No se puede comparar con MotoGP». El valenciano apuesta por el proyecto a medio plazo y, de hecho, el acuerdo de patrocinio es para dos años y el contrato con María Herrera incluso podría extenderse más. «El año que viene ya va a haber más carreras, y creo que para 2021 este campeonato puede llegar también a circuitos de fuera de Europa», pronosticó.