Lecuona, el marino

Iker Lecuona, feliz en el 
paddock tras subir al 
podio en Cheste. / lp
Iker Lecuona, feliz en el paddock tras subir al podio en Cheste. / lp

«En la primera vuelta ya estaba cuarto y eso me ha dado tranquilidad. La carrera se me ha hecho larga, pero estoy muy contento», asegura El valenciano exhibe su habilidad en agua y consigue su primer podio

MOISÉS RODRÍGUEZ

cheste. Iker Lecuona había hecho un all in y no ha ido de farol en toda la semana. Lo apostaba todo a la lluvia. Si las previsiones le eran fieles y caía agua el domingo podía aspirar a todo. En caso contrario, como se vio el sábado en la calificación, nada. Pero la apuesta era sobre seguro. No se desató la tempestad del viernes, pero cayó el agua necesaria para que el valenciano navegase a bordo de su KTM.

El piloto del Swiss Innovative Investors y su equipo habían preparado la moto para la lluvia. Por eso, su discreto rendimiento en la calificación del sábado con caída incluida. «Realmente fue fallo mío, tuve una caída al principio de la QP, perdí mucho tiempo y no me encontraba a gusto. Pensé en que la carrera iba a ser en agua y me concentré para ello», analizó Lecuona.

¡Y vaya si se concentró! Partía desde el final del todo de la parrilla. Esquivó la ratonera de la salida en la que el poleman Marini, al igual que Baldasarri y Mir, quedaron de inmediato fuera de combate. En un santiamén estaba peleándose con Vierge. «En la segunda curva me he puesto cuarto. Me ha dado mucha calma respecto a apretar y tomar riesgos. Sabia que con mi ritmo podía estar delante. He intentado pasar a Vierge pero veía que él no quería que estuviese delante. Entonces le he dejado delante, que intentase coger a los demás. Íbamos medio cogiéndonos pero le veía un poco loco y finalmente ha caído», comentó.

En ese momento Lecuona ya estaba en el podio. Y más cuando Álex Márquez también se fue al suelo. «Ya pensaba en aguantar porque he tenido un gran susto en la 14. Me he ido fuera, casi a la grada. A partir de ahí la carrera me la he tomado con mucha calma. Se me ha hecho muy larga. Las últimas siete vueltas se me han hecho muy largas pero aún así estoy contento», admitió.

A Lecuona puede quedarle una duda razonable. ¿Qué habría pasado si hubiese empezado a navegar unos metros más adelante. Esto es, si el sábado hubiese calificado mejor. Quizás se hubiese caído con Marini o con Mir. O no y podría haberle discutido la victoria a un Miguel Oliveira que ha vuelto a completar un final de Mundial casi perfecto.

«Creo que sí podría haber luchado por la victoria», afirmó el valenciano, aunque se lo tomaba con humor. Como Álex Márquez, quien tras la caída pudo levantar la moto y concluir en el podio. «Ha sido una carrera a lo Márquez», comentó entre las risas generalizadas. Una manera de tomarse con ironía una temporada más que discreta para él.

Lecuona también ha aprendido a ver el vaso medio lleno. En el warm up no pudo rodar por un problema mecánico que se repitió en la vuelta de formación. «La moto se me ha parado en la contrarrecta, la he conseguido arrancar por el vial, he vuelto y me han cambiado la botonera, que parece ser que era eso. Así que gracias a Dios he podido correr», indicó. Y eso fue lo que le separó el alegrón de su primer podio de un buen disgusto en la mañana de ayer.

Quien no tuvo la oportunidad de navegar en la pista de Cheste fue Héctor Garzó. El piloto de Paterna también lo apostó todo al agua. Destacó el viernes pero tuvo un sábado aciago, no sólo a efectos clasificatorios. Sufrió una caída de la que creyó que se iba a recuperar a tiempo: «Cada minuto voy a estar mejor». Pese a ello, se sometió a una revisión médica y ayer por la mañana se decidió que lo mejor era no arriesgar. El valenciano se reserva para el FIM CEV, cuya última cita es el próximo fin de semana en Cheste.

No ha tenido un fin de semana nada afortunado Jorge Navarro en la que ha sido su despedida con el Team Gresini. El piloto de La Pobla de Vallbona se fue al suelo en la quinta vuelta. «No he tenido en ningún momento buenas sensaciones con la moto, pero luego me he caído sin una razón aparente. No era desde luego la manera en la que quería acabar y más delante de mi afición», lamentó el valenciano.

 

Fotos

Vídeos