MOTOCICLISMO

Cheste agota sus entradas por cuarto Gran Premio seguido pese al título de Márquez

M. RODRÍGUEZ

valencia. Marc Márquez se proclamó campeón del mundo de MotoGP a las 8 del domingo -hora española- en Motegi. Unos 120 minutos después, en la otra parte del planeta, el Circuit Ricardo Tormo anunció que se había quedado sin entradas para el GP de la Comunitat, el que el 25 de noviembre servirá de epílogo para el campeonato.

Al final, da igual que haya o no emoción deportiva. Cheste es la fiesta del motociclismo. Así se lo han tomado los aficionados al deporte de las dos ruedas. Por cuarto año consecutivo, el vídeo promocional del Gran Premio -que se presenta mañana en Canals- será una mera tradición pero no una necesidad.

A Cheste llegará vivo, salvo sorpresa, el campeonato de Moto3, donde Jorge Martín cuenta con un solo punto de ventaja sobre Bezzechi. Moto2 parece decantado para Bagnaia: cuenta con 37 puntos de renta con respecto a Oliveira. Además de la emoción deportiva, el Circuit está consensuando con Dorna los homenajes a Dani Pedrosa -que correrá su última carrera en Valencia- y a Salvador Gascón, fallecido a finales de la semana pasada.

La gran novedad y la más significativa será la gestión del tráfico en el entorno del circuito. La organización pule con la Guardia Civil el entramado para que los aficionados aparquen en polígonos industriales cercanos y sean luego trasladados al Ricardo Tormo mediante autobuses lanzadera. La razón es que las obras de una zona logística que se creará junto a la instalación han eliminado este año un importante número de plazas de aparcamiento.

Por las molestias que se puedan generar, desde el Circuit se ha decidido congelar el precio de las entradas del GP de 2019: las localidades volverán a ponerse a la venta en las taquillas con un 30% de descuento durante todo el fin de semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos