«Canet puede seguir la tradición valenciana en MotoGP»

Sete Gibernau, con el jefe de la escudería, Sito Pons. / join contract pons 40
Sete Gibernau, con el jefe de la escudería, Sito Pons. / join contract pons 40

«Hasta que no pase un tiempo no nos daremos cuenta de la magnitud que tiene todo lo que está logrando Márquez», asegura el catalán Sete Gibernau Piloto de MotoE

LOURDES MARTÍVALENCIA.

Sete Gibernau (Barcelona, 1972) se retiró del Mundial en 2006 tras haber sido subcampeón de MotoGP en 2003 y 2004. Estuvo a punto de volver en 2009 de manos de un proyecto impulsado por Francisco Hernando, el conocido 'Pocero', pero nunca llegó a hacerlo. Hasta ahora. El catalán participa en el Mundial de motos eléctricas en el Join Contract que ha puesto en marcha Sito Pons.

-¿Qué ha sentido en su regreso a Valencia, a Cheste?

-Siempre he tenido muy buenos recuerdos de aquí, llevaba muchos años sin venir porque he estado desconectado de este mundo pero Valencia no dejará nunca de ser un lugar amigable para mí.

«La tecnología eléctrica va más rápido de lo que podemos asumir; cada día será una sorpresa para mí»

-Once años después, regresa a un campeonato, ¿por qué ha tomado la decisión?

-Sito Pons me convenció y luego me he reafirmado. La tecnología eléctrica va más rápido de lo que podemos asumir. Las sensaciones las tienes que buscar en tu interior. Está siendo un reto duro porque llevo mucho tiempo parado. El Sete Gibernau de la primera época no está pero intentaré ser muy competitivo. Tengo mucha ilusión que es lo que me mueve.

-Las motos eléctricas, ¿son el futuro o incluso el presente?

-Es un presente incierto porque realmente nadie sabe hacia dónde nos dirigimos. Toda la movilidad y lo que estamos viendo cambia muy rápido de repente. Para mí, estar dentro de este proyecto me hacía especial ilusión precisamente porque no sabemos muy bien hacia dónde estamos yendo y es muy bonito vivirlo desde dentro, además de único. A nivel personal me hacía especial ilusión ser uno de los protagonistas de la competición referencia en la energía eléctrica.

-Me imagino que de un modo u otro tiene que volver a los 46 años a aprender del deporte que le dio absolutamente todo.

-Aprender, esa es la palabra. Lo ha dicho muy bien porque nunca hay que dejar de generar nuevas ilusiones y creer. Nunca pensé que volvería a participar en un campeonato de motos. Ahora lo hago de otra manera, obviamente, no es una vuelta a una competición como había hecho anteriormente, pero volver a estar presente en este cambio y me lo tomo para incluso poder trasladar las sensaciones a la gente, las vivencias, lo que estamos pasando. Cada día va a ser una sorpresa.

-De los pilotos que están en activo en el Campeonato de MotoGP, ¿a quién le gustaría convencer para que compitiese con usted?

-¡A ninguno! Me ganarían todos... Me encantaría seguir en una competición contra todos, lo viví mucho, disfruté cuando me tocó, lo hice con toda la ilusión y ahora vuelvo sabiendo que soy de largo el piloto menos preparado para estar en el campeonato por mis circunstancias pero a ilusión seguro que no me va a ganar nadie.

-Entre esos que le ganarían, o no, ¿ve a algún piloto valenciano como Arón Canet que pueda llegar a competir en MotoGP?

-Desgraciadamente he estado muy desconectado del campeonato del mundo, sin estar encima, por lo que desconozco la situación pero creo que sí, Canet es un firme candidato a tener futuro. Por su presente, creo que puede seguir la tradición valenciana en MotoGP, que es muy importante.

-Echando la vista atrás y comparándolo con el presente de MotoGP, el pique Márquez-Rossi, ¿le recuerda un poco al que tuvo en su día usted con el italiano?

-No sé... En este momento es Marc. Está en un nivel llámalo agresividad, competitividad o como quieras; pero tiene un talento increíble y seguramente hasta que no pase un tiempo no nos daremos cuenta de la magnitud que tiene todo lo que está logrando Marc, siempre pilotando a un gran nivel.

-Y qué opina de esa agresividad por llamarlo de algún modo en la manera de pilotar de Márquez, ¿cree que tendría que haber una normativa más dura para sancionar acciones excesivamente peligrosas para los pilotos?

-Siempre he tenido mi opinión. La agresividad dentro de un campeonato del mundo hay que limitarla, se deben poner normas, que ya lo intentan, y cada vez ser más estricto en ese sentido. El campeonato del mundo de motociclismo no es un campeonato de contacto para nada y por el bien del deporte esas situaciones se tienen que evitar. Hace muchos años que se siguen repitiendo imágenes complicadas en ese sentido y espero que los chavales al final no se hagan daño porque sería lo peor para ellos y el deporte. Cada momento suele tener un protagonista.

-Y volviendo al presente y una vez terminados los ensayos en Cheste, volverán ya para cerrar el campeonato oficial durante el Gran Premio Motul de la Comunitat Valenciana, una oportunidad para que aquellas generaciones que sólo han escuchado hablar de usted, puedan verlo en directo...

-Ojalá podamos entretener a gente que no pudo verme. Les pediré paciencia porque no soy el mismo de antes, ni igual de competitivo pero verán mucha ilusión, pasión, valores y respeto.