Aspar acelera su regreso a Moto2

Bautista rueda este fin de semana en el circuito de Sachsenring. / ángel nieto team
Bautista rueda este fin de semana en el circuito de Sachsenring. / ángel nieto team

El Ángel Nieto Team necesitará pelear el próximo año por seguir en la parrilla eléctrica tras ceder a Sepang su equipo de la categoría reina El alcireño ultima las negociaciones con patrocinadores y pilotos de cara a 2019

MOISÉS RODRÍGUEZ VALENCIA.

Jorge Martínez 'Aspar' cerró su equipo de Moto2 en 2014, con Nico Terol y Jordi Torres como últimos pilotos. Tras un par de años complicados, argumentó que se iban a centrar los esfuerzos en Moto3 y MotoGP. El alcireño siempre calificó la decisión como temporal. De hecho, lleva desde 2016 barruntando el regreso a la categoría intermedia del Mundial. Como publicó este periódico durante el último GP de la Comunitat, y después de descartar la vuelta en 2018, el valenciano trabajaba desde entonces en 2019.

Y ahora sí. Salvo un imprevisto de última hora, el Ángel Nieto Team -denominación que tendrá el equipo de Aspar al menos hasta que concluya el próximo Mundial- estará en 2019 en la parrilla de Moto2. El tetracampeón del mundo valenciano lleva semanas negociando en dos aspectos: por una parte, con patrocinadores para un proyecto en la categoría intermedia y, por otra, con pilotos con los que competir.

Lo uno depende de lo otro. Según los patrocinios será el caché de los pilotos con los que cuente Aspar la próxima temporada en Moto2. Lo que parece claro es que regresará a la categoría intermedia del Mundial de la mano de KTM.

La intención de Aspar es tener el proyecto de Moto2 perfilado una vez el Mundial regrese de las vacaciones estivales, esto es, el fin de semana del GP de la República Checa, del 3 al 5 de agosto. Brno o Austria son los escenarios elegidos para hacer oficial la vuelta a la categoría intermedia. Esto y, posiblemente, la nómina de pilotos para 2019, sobre todo los de Moto3.

En la categoría pequeña se premiará a una de las perlas de la estructura del equipo: el madrileño Raúl Fernández. El joven piloto de 19 años lidera el FIM CEV y ya ha corrido como wild card alguna carrera de este Mundial. La última, la del fin de semana en Sachsenring, donde quedó noveno. La otra montura de Moto3 se la disputarán Migno y Arenas.

La elección de los pilotos, tanto de la categoría pequeña como la de Moto2 no es para nada baladí. En primer lugar, de cara la propia categoría y por otra parte de cara a la presencia del equipo en el campeonato de motos eléctricas que se pondrá en marcha en 2019.

Aspar quiere apostar fuerte por este certamen para el que ya ha reclutado a Nico Terol. En la otra montura la intención es subir a Julián Simón. Eso de cara a 2019, porque la presencia en la novedosa parrilla para el siguiente año estará en el aire después de ceder las dos plazas de MotoGP al circuito de Sepang para el proyecto con Yamaha satélite.

Los equipos de la categoría reina tendrán cada año dos puestos en la parrilla de motos eléctricas, que contará con otras dos plazas. Por ellas pelearán las escuderías de Moto2 y Moto3. Se adjudicarán a los dos primeros por equipos de cada categoría. Con esta medida, Dorna pretende dotar de mayor interés a esta clasificación a la que siempre se ha dado una importancia residual.

 

Fotos

Vídeos