Ángel toma el camino de Márquez

Hacia el Mundial. Ángel Piqueras muestra sus habilidades con el objetivo de estar con los mejores. / cuna de campeones
Hacia el Mundial. Ángel Piqueras muestra sus habilidades con el objetivo de estar con los mejores. / cuna de campeones

El joven de 11 años de Ayora, la última perla que ha captado Monlau en la Comunitat | «Es un equipo que me puede llevar al Mundial», afirma el piloto sobre la estructura por la que han pasado Navarro, Canet, Masià y Sergio García

MOISÉS RODRÍGUEZVALENCIA.

La Comunitat se ha convertido en un caladero que parece inagotable para Monlau Competición. La estructura que acunó a Marc Márquez en sus inicios ha servido como desembarco en el Mundial para varios valencianos en los últimos años: Jorge Navarro (que el año anterior ya había hecho alguna carrera en MarcVDS Racing) y Arón Canet. Jaume Masià se quedó en el FIM CEV y reorientó su carrera y el castellonense Sergio García ha sido la apuesta del Estrella Galicia para el puesto de Moto3 que deja vacante desde hoy Canet. En esa estructura piramidal, Monlau ha captado para 2019 una nueva perla con denominación de origen Valencia: se trata de Ángel Piqueras.

Natural de Ayora, acaba de proclamarse campeón de España en Pre Moto4 y ha realizado alguna carrera de Moto4, en la que ya ha pisado podio. Monlau, precisamente, lo ha captado para esa categoría. El chico de 11 años paseaba ayer orgulloso por el paddock, cerca del camión de su referente: «Mi piloto favorito es Marc Márquez».

Ángel Piqueras afirma tener claro que quería ser piloto desde los tres años. Una tarde de Reyes, en su casa se oyó un estruendo. Tino e Isabel acudieron alarmados a la escalera desde la que llegó el ruido y por la que se había lanzado el niño a bordo de la moto de plástico que acababa de estrenar. «Yo ya tenía claro que quería correr antes de eso», afirma el joven, quien subraya que aquella no ha sido su peor caída: «Hace unas semanas, se soltó un latiguillo, cayó aceite en la rueda de atrás y la moto me lanzó por orejas. ¿Si me hice daño? No... Bueno, un poco».

«Esto ha llegado gracias al trabajo que ha hecho con él Julián Miralles en la Cuna», asegura el padre

Ángel sigue en cierto modo el ejemplo de su padre. «Bueno, yo corría en motocrós, pero él me ha superado ya de largo», asegura Tino. En casa decidieron que el chico se decantara por la velocidad, sencillamente porque a él le gusta más: «Me encanta derrapar y tumbar».

El chaval estudia primero de la ESO y cuando se le pregunta si le va bien el inglés, responde: «Yes!». Con desparpajo y una sonrisa pícara, como manda el ADN de un piloto. «Sé que hay que aprenderlo, que es importante para nosotros», comenta ya algo más serio.

Lleva desde los seis años en la Cuna de Campeones. Al abrigo del programa de formación del Circuit ha corrido en diversas categorías. «Ha tenido la oportunidad de irse a más equipos, pero hemos elegido Monlau porque hemos creído que era la mejor opción para llegar al Mundial. Si Ángel tiene esta oportunidad ha sido gracias al trabajo que ha hecho con él Julián Miralles», asegura el padre del chico.

Tino e Isabel se han sacrificado mucho para que su hijo cumpla el sueño de ser piloto. Económicamente, pero también les ha afectado en la parte social. «Para quedar con los amigos siempre ha sido complicado. Primero tenemos que cuadrar la agenda de carreras y luego ya nos queda muy poco tiempo», comenta la mujer.

Ella no es de las que prefiere ausentarse de las carreras. «Las veo, pero yo sola. Estoy todo el rato: '¡Que se cae, que se cae! Pongo nerviosos a los que están a mi alrededor y se van», reconoce. En la progresión de Ángel, la familia se muestra mucho más pausada. «Hay quien dice que ya está preparado para la Talent, pero paso a paso. Mejor que haga un año de Moto4. Es muy joven y hay tiempo por delante», indica Tino.

El plan pasa por que el chico haga una temporada más de Campeonato de España y luego otros tres en el FIM CEV entre la Talent y Moto3. Pero eso se decidirá en Monlau. El chico seguirá viviendo en casa, aunque a lo largo de la próxima temporada deberá realizar varias concentraciones con el equipo.

En apenas unos meses acelerará hacia un objetivo. «Quiero llegar cuanto antes al Mundial», afirma Ángel. Como Márquez, su referente. Sueña con su primera gran victoria, aunque no le ha puesto escenario: «Me da igual, donde sea».

 

Fotos

Vídeos