Manuel Casado, presidente de la Federación Española de Motociclismo: «El de Valencia y el de Jerez son los GP que más gente mueven»

Manuel Casado, ayer en la sede de la Federación de Motociclismo de la Comunitat. / damián torres
Manuel Casado, ayer en la sede de la Federación de Motociclismo de la Comunitat. / damián torres

«España es una base muy importante para el Mundial y no veo que pueda caer ninguna de las cuatro carreras del calendario», pronostica

MOISÉS RODRÍGUEZVALENCIA.

Manuel Casado fue un buen estudiante. Gracias a eso, su padre le compró su primera moto. Poco después, junto a un grupo de amigos de Soto del Real, fundó el Moto Club Cañada. A finales de 1975, organizaron varios campeonatos nacionales de enduro y de trial. Su formación académica le ha valido para poco más que eso. Licenciado en farmacia, entró a trabajar en la empresa familiar de materiales de construcción y aquello le apasionó. Como el deporte de las dos ruedas. En 2000 fundó otro club, el Sotobike, y hace un año se lanzó a la carrera electoral de la Federación de Motociclismo. «Veíamos un montón de cosas de cómo se estaban gestionando que no nos gustaban», argumenta.

-Después de un proceso electoral convulso y casi un año en el cargo, todo parece más calmado...

-También intentamos apaciguar un poco. Ha sido un año muy intenso porque nos hicimos cargo de la Federación tarde. Luego nos hemos encontrado con que económicamente estaba bien pero faltaba un poco de organización o de criterios. Me he rodeado de gente y hemos creado una serie de comisiones, entre ellas la ejecutiva en la que nos reunimos cada dos semanas.

-Y un año después, Marc Márquez sigue ganando. ¿En qué ha cambiado el motociclismo español en el último año?

-Básicamente y a nivel deportivo, en el calendario: tratamos de conceder las pruebas a clubes de cierto nivel y distribuidos por toda la geografía española. Hemos tratado de incrementar las ayudas porque si mejoramos la organización, mejoramos el campeonato, la imagen, la seguridad. Esto es muy importante a la hora de disminuir la siniestralidad, algo que repercute directamente en el coste del seguro deportivo en las licencias. Hemos fichado a Iván Cervantes (Enduro) para un proyecto de un equipo junior en el Mundial, algo en lo que también queremos respaldar a las chicas. Mireia Badía logró el tercer puesto. Y luego hemos mantenido lo que estaba bien. En motocrós nos estamos planteando cómo apoyar que haya un equipo de 125 en el Mundial.

-¿Es un contratiempo que en España el gran público sólo se interese por la velocidad?

-Más bien creo que es un beneficio. Tenemos la ventaja del clima, de los circuitos y de que esté Dorna, que apoya la base con sus copas de promoción. Nosotros contribuimos con la minivelocidad y el CEV, lo que genera unos campeones que dan muy buena imagen. Hay mucho movimiento en velocidad, pero igual lo que está un poco más olvidado es el enduro, el motocrós o el trial, donde tenemos muy buenos pilotos. Vamos a lanzar una campaña, Moto de Campo Sostenible, para ver si conseguimos que la administración cambie el marco legal para que se nos permita utilizarlo.

-Cierto, los pilotos se quejan de que cada vez que salen infringen la normativa ¿En qué consiste esa campaña? ¿Confían en que puedan encontrar una solución?

-Será complicado porque las competencias están cedidas a las autonomías, pero no podemos mirar a otro lado y dejarles el muerto a las territoriales. Queremos lanzar a finales de noviembre una plataforma en la que la gente pueda apuntarse. Crearemos un código ético de comportamiento en el campo e informaremos de los lugares por los que se puede ir legalmente, que los hay. Nos tenemos que olvidar de ir con motos ilegales, han de llevar faros, intermitentes aunque sean pequeños, documentación y seguro. También queremos lograr el apoyo de Anesdor (la asociación de marcas). Es un trabajo de tiempo, pero a ver si entre todos podemos presionar para que cambien las leyes.

-¿Cuál es su percepción del motociclismo valenciano?

-Por porcentaje es una de las tres federaciones más importantes de España junto a catalana y la andaluza. Valencia, a nivel de participación y pilotos, está entre las mejores, sin duda. Es cierto que por unas razones u otras ha habido bastante conflictividad en la propia Federación territorial, pero la posición es buena. Salvador Gascón, que por desgracia ha fallecido estos días, ya hizo cosas positivas y José Luis Berenguer ha continuado con esa labor (de hecho, lo ha nombrado director deportivo de la Española).

-¿Le preocupa con la apuesta por captar nuevos mercados, sobre todo en Asia, que haya cuatro circuitos españoles en el calendario del Mundial de MotoGP?

-La tendencia, pero no sólo en el motociclismo sino también en otros deportes, es la de acercarse a mercados en los que se es menos visible. Confío en que Dorna siga apostando por los cuatro circuitos. El año que viene los mantiene, espero que a corto plazo siga así. España tiene una base importantísima.

-Si tuviese que apostar por que cayese alguno de los cuatro, ¿por cuál se decantaría?

-La verdad es que no veo que ninguno pueda caer. Cada uno tiene sus particularidades. Montmeló ha tenido este año la mala suerte de registrar algunos siniestros, pero pienso que es un grandísimo circuito. Yo creo que Dorna trata de mantenerlos y está en contacto con ellos para que vayan haciendo mejoras. Ahora Jerez va a hacer un reasfaltado en cuanto acabe el CEV.

-¿Cómo ve el de Cheste?

Sin menospreciar a nadie, Jerez y Valencia son los dos GP a los que va más gente. Este año MotoGP va a venir decidido para Márquez y posiblemente Martín también llegue campeón en Moto3, pero es el final del Mundial y es una gran fiesta.

-¿Por qué Valencia a la hora de establecer un centro de tecnificación de deportes del motor?

-Por la situación, la presencia del centro educativo cerca del circuito, y también por la voluntad política de la Comunitat de apoyar tanto al motociclismo como al automovilismo. Nosotros les tenemos que aportar medios técnicos y hay que llegar a un acuerdo sobre cómo seleccionar a los pilotos.

-También habrá pesado la gran tradición que hay en la Comunitat, sobre todo de motociclismo...

-Sí, es uno de los lugares donde más se mantienen las carreras urbanas, aunque ese es en un tema en el que no quiero entrar mucho...

-¿Son viables?

-Bueno, son viables porque se están haciendo. El problema es la seguridad. Los urbanos son preciosos pero entrañan un peligro que se intenta solventar con las protecciones, pero nunca podrán equipararse a los circuitos modernos con escapatorias y separación entre la pista y el público. Van a mantenerse mientras se pueda, pero es una gestión directa de las territoriales. A nivel nacional no tenemos idea de impulsar nada por los estándares de seguridad. Luego hay que tener en cuenta que algunas son una cuestión de filosofía. El ejemplo más claro es la Isla de Man, que vas allí y se te ponen los pelos de punta y no sólo por la velocidad, sino por el ambiente y el sentimiento de la gente.

-¿Ve que alguna otra modalidad pueda ser mediática en España como la velocidad?

-El motocrós por su espectacularidad. Estamos invirtiendo y creo que el título de Jorge Prado puede influir. Puede resultar tan atractiva como la velocidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos