Lorenzo bate a Márquez en un sensacional desenlace y sigue agrandando su leyenda

El mallorquín se encarama al tercer puesto de la general de MotoGP, donde el líder cuenta ya con 59 puntos de ventaja

BORJA GONZÁLEZ SPIELBERG.

«Esperaba algunos movimientos duros, porque en Marc (Márquez) he visto, por su estilo, que quería de verdad ganar esta carrera hasta el final, pero Jorge (Lorenzo) era más rápido en algunas partes del circuito, así que esperaba la batalla hasta la última curva. Marc estaba intentando prepararla , pero ha frenado demasiado tarde en la penúltima y se ha ido un poco largo y no lo ha podido intentar». El espectador de lujo de la apasionante última vuelta (o más bien de las últimas vueltas) no es otro que Andrea Dovizioso, tercero en la carrera de Austria de MotoGP, una prueba que cumplió más o menos con el guión previsto, el que hablaba de un duelo a tres entre las dos Ducati oficiales y Márquez.

Para empezar, los tres favoritos se decantaron por estrategias diferentes de neumáticos. Jorge Lorenzo optó por usar compuesto blando tanto detrás como delante; Dovizioso, dos medios; Márquez, uno medio delante y el duro en la parte trasera. Después el italiano padeció por su posición en carrera, sufrió el ataque de Márquez al inicio, perdió varias posiciones y se quedó encallado detrás de su compañero de equipo.

Lorenzo aprovechó la tarde-noche del sábado para empaparse de vídeos con las trazadas en el tercer sector del Red Bull Ring, la zona donde más perdía en entrenamientos, para evitar llegar con desventaja a la carrera. «Ha sido una de las pocas veces donde he podido plasmar en la pista lo que he imaginado previamente», explicó exultante tras lograr su tercer triunfo de la temporada, un resultado que, además, le permite rebasar por un punto a Dovizioso en la general y ver ya a 12 puntos a Valentino Rossi, que se mantiene segundo tras Márquez pese al estado depresivo en el que ha entrado Yamaha. El italiano sacó un sexto que visto lo visto es lo máximo a lo que podía aspirar, mientras que Maverick Viñales terminó duodécimo, a casi 23 segundos del ganador.

Tras la sexta carrera del año, la de Mugello, la ventaja del líder, Marc Márquez, ha pasado de 23 puntos a 37, 41, 46 y 49 hasta los 59 con los que cuenta a ocho pruebas para la conclusión del campeonato. Un panorama que permite abrir otras guerras. La del subcampeonato, la de si Ducati ganará más carreras que Honda, o la de quién será el mejor piloto de la moto roja, Dovizioso o Lorenzo.

 

Fotos

Vídeos