Fórmula 1

Ricciardo ficha por Renault: Sainz, entre McLaren y la calle

Daniel Ricciardo. /Christof Stache (Afp)
Daniel Ricciardo. / Christof Stache (Afp)

Red Bull anuncia que su piloto líder, Daniel Ricciardo, no va a seguir con ellos en 2019 y sustituye a Carlos Sainz en Renault | El futuro del madrileño, en el aire, se acerca a McLaren, pero depende de lo que pase con Fernando Alonso

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

La bomba llegó a media mañana del primer viernes de descanso de la Fórmula 1 en las próximas semanas: Daniel Ricciardo no renovará con Red Bull en 2019. El piloto australiano llevaba negociando con el que aún es hoy su equipo, pero finalmente la cuerda se ha roto y dejará la que ha sido su casa desde pequeño (con el pequeño impás en HRT en 2011).

La ruptura con Red Bull ha sido decisión de Ricciardo, cansado de no tener el estatus que cree merecer frente a la gran promesa de la estructura, un Max Verstappen con quien ya ha tenido algún encontronazo esta temporada. Desde su hoy aún equipo muestran, al menos de cara a la galería, comprensión. «Respetamos totalmente la decisión de Daniel de dejar Red Bull y le deseamos lo mejor para él en el futuro. Le agradecemos su dedicación y el rol que ha jugado en el equipo desde que se unió en 2014, con siete victorias y 29 podios», afirma un Christian Horner, jefe de Red Bull, que se resiste a anunciar a su sustituto. «Ahora seguiremos evaluando las múltiples opciones que tenemos disponibles para decidir quién será el compañero de Max Verstappen en 2019», deja en el aire.

El destino de Ricciardo es Renault. La escuadra francesa contará con dos de los pilotos más fuertes de la parrilla como compañeros, Nico Hülkenberg y Daniel Ricciardo, con lo que el australiano sustituye en la escuadra gala a Carlos Sainz, que ahora ve cómo su futuro está más en el aire que nunca.

«Ha sido una de las decisiones más difíciles de tomar en toda mi carrera», afirma Ricciardo. «Pero creo que es el momento de tomar un nuevo y emocionante reto. Me he dado cuenta de que hay mucho adelante para permitir conseguir sus objetivos al máximo nivel, pero me ha impresionado mucho su progresión en sólo dos años, y sé que cada vez que Renault ha estado en el deporte, han ganado. Espero ser capaz de ayudarles en este viaje y contribuir dentro y fuera de la pista», ha señalado el australiano, gran vencedor de esta vorágine que ha provocado su marcha a la escuadra gala.

Uno de los grandes afectados, de hecho el que se queda sin sitio de momento para 2019, es Carlos Sainz. Las posibilidades que tiene son múltiples y variadas: desde volver a la 'casa madre' de Red Bull para ser el sustituto de quien a su vez le quita el asiento en Renault, pasando por irse a McLaren para formar equipo con Fernando Alonso o subirse al coche que deje, si finalmente se retira. También está abierta la puerta a la peor noticia posible para él: quedarse fuera de la Fórmula 1. Todas las opciones están abiertas, y se vienen semanas de muchas negociaciones y rumores.

La otra víctima de la operación es Esteban Ocon, que tras quedarse sin coche oficial en Mercedes, al menos, hasta 2020 y visto el futuro dubitativo de Force India (en concurso de acreedores), había apostado todo por su fichaje por Renault.

El futuro de Sainz pasa por Alonso

La incorporación de Ricciardo a Renault es, posiblemente, la posibilidad que menos se barajaba hace unos días en Hungría, escenario de la última carrera del Mundial antes del parón veraniego. Si bien su nombre estaba sobre la mesa para varios equipos, era Ferrari quien parecía llevar la 'pole' por él para ser el sustituto del resiliente Kimi Räikkönen, que todos los años parece que van a echarle, y todos los años acaba renovado.

Ahora a Red Bull se le abre un abanico de posibilidades muy amplio, como avanzan. Carlos Sainz es un firme candidato para ser el sustituto de Ricciardo, pero eso significaría volver a tener a Max Verstappen de compañero y en un puesto de muchísima más exigencia que en Toro Rosso, en el pasado, o en Renault, ahora. Nico Hülkenberg le está batiendo con regularidad, y su candidatura ya no suena tan bien como hace unos meses para dar el salto.

Pierre Gasly, el canterano de Toro Rosso, es quien sí tiene serias opciones de subirse al Red Bull. El francés se presenta con un argumento de peso bajo su brazo: además de su juventud y su buena relación con Verstappen, cuenta con experiencia llevando motor Honda, que será el que usen en Red Bull la próxima campaña. Sainz, ante esto, no puede competir.

El madrileño puede encontrar una vía para seguir en Fórmula 1 en el asiento del otro español de la parrilla: Fernando Alonso. El asturiano aún no ha decidido qué va a ser de él, o no lo ha hecho público. McLaren quiere que siga, y la posibilidad de verle junto a su amigo Sainz es real: así lo dijo Zak Brown, que no lo ha desmentido nunca que se le ha preguntado.

Desde McLaren no tienen claro qué va a pasar con Vandoorne. El belga no ha cumplido las expectativas, y el nombre de Lando Norris, el prometedor probador del equipo, está encima de la mesa. No obstante, no ven con buenos ojos subir a un novato (Norris) y a un piloto externo (Sainz). Si Alonso se queda, el futuro de Sainz dependerá de los jóvenes de McLaren y de las ganas que tengan de jugársela con un Norris que es, según fuentes del equipo, «una moneda al aire» o un Vandoorne que no está a la altura de lo que esperaban. Si la puerta de McLaren se cierra para Sainz, el abismo.

Temas

Red Bull, F1
 

Fotos

Vídeos