Gran Premio de Francia

Alonso acabó «con una rueda mirando a Cuenca»

Alonso, en el GP de Francia./EFE
Alonso, en el GP de Francia. / EFE

El asturiano criticó la actitud de Vettel, con el que casi choca

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

Fernando Alonso estaba notablemente decepcionado tras el peor fin de semana de McLaren de la temporada 2018 de Fórmula 1. El español ni siquiera acabó la carrera, por culpa de un problema en la suspensión que le dejó «una rueda mirando a Cuenca», explicó.

 «No hemos perdido puntos, así que no ha sido una gran penalización», se resignaba el español, antes de quejarse de los comisarios y su tibieza. «Ha sido una carrera cuesta arriba, con una arrancada difícil y muchos toques por delante. Mantenerse dentro del circuito era la peor opción, porque todo el mundo atajaba y no pasaba nada, no sé por qué no se tomó ninguna decisión», criticó.

Más duro fue hacia Sebastian Vettel. El español tuvo que esquivarle para no tener un accidente, pero en esas hizo un trompo y se fue al fondo de la parrilla. «Me toqué con Vettel y trompeé, él siguió aparentemente sin daños. Jugándose el mundial es bastante riesgo y le salió bien esta vez, en otra ocasión no le saldrá tan bien», le recordó.

La esperanza que guarda Alonso es que esto sea un bache. El rendimiento mostrado por McLaren durante todo el fin de semana ha sido paupérrimo, por lo que aún queda por ver hasta dónde pueden mejorar, si es que lo hacen. «Ojalá que en otros circuitos veamos unas prestaciones un poco mejores, quizá aquí hemos visto las peores de la temporada y ojalá haya sido un caso aislado. Dentro de cuatro días lo veremos en Austria, tengo esperanzas en que cambie la situación y podamos estar más cerca de los diez primeros», finalizó.

Sainz: «Merecíamos el sexto puesto»

Carlos Sainz estuvo muy cerca de conseguir una auténtica heroicidad. Aunque el podio momentáneo que ocupó pronto se convirtió en un más que realista sexto puesto, los problemas de motor en las últimas vueltas le tuvieron muy cerca de abandonar.

El problema vino por el MGU-K. Como le ocurrió a Daniel Ricciardo en la anterior carrera, esta parte de la unidad de potencia de su Renault se apagó, haciéndole perder buena parte de su velocidad. «Ha sido una pena porque era el 'finde' perfecto. Estaba en el sexto puesto pero ese 'problemilla' por poco nos cuesta los puntos», se lamentó el madrileño. Lo que él calificó como 'problemilla' se puede cuantificar. «Perdimos 260 CV de potencia. Me da rabia, porque merecíamos ese sexto y habríamos dado un paso adelante en el campeonato», dijo Sainz, aunque se estima que no fue tanto, sino 160 CV.

Pese a ello, este es el sexto Gran Premio consecutivo que Sainz entra en los puntos. Acabar entre los diez primeros es el objetivo del joven madrileño, que ya tiene a seis puntos a su compañero y máximo rival, Nico Hülkenberg.

Fotos

Vídeos