Cullera despide a Salvador Gascón entre el ruido de los motores

La familia agradece los gestos de cariño de los moteros. / jesús signes
La familia agradece los gestos de cariño de los moteros. / jesús signes

Aspar, 'Champi' Herreros o Julián Miralles se unen a miles de vecinos en el adiós al expresidente de la Federación Valenciana de Motociclismo

MANUEL GARCÍA CULLERA.

La ciudad en la que vivió gran parte de su existencia y cuyo nombre paseó por todo el mundo lo despidió ayer como el hubiera querido: con el ruido de los motores de las motos y el olor tan característico que sale de los tubos de escape. Cuando la comitiva fúnebre salió del auditorio que se había convertido en espacio de duelo y despedida de Salvador Gascón, fallecido el pasado lunes, los moteros comenzaron a dar gas a sus monturas en señal de reconocimiento. Al paso de la comitiva, con la familia de Gascón al frente, se produjo uno de los momentos más emotivos de la tarde. Los moteros hicieron rugir sus vehículos y los allegados de quien fuera presidente de la Federación Valenciana de Motociclismo y pionero en la difusión de la gastronomía valenciana devolvieron con aplausos y saludos el gesto de respeto hacia quien fue uno de los suyos.

Posteriormente, y a la salida del templo en que se celebró la ceremonia, los moteros acompañaron, respetuosos, durante unos metros a familiares y amigos.

Como era de esperar, no faltaron muchos de quienes recibieron el apoyo de Gascón a lo largo de su trayectoria. El cuatro veces campeón del mundo, Jorge Martínez 'Aspar' quiso estar presente, muy cerca de su Alzira natal, junto al también campeón mundial Manuel 'Champi' Herreros. Otros pilotos como Julián Miralles, Álex Debón y Emilio Zamora, también quisieron destacar la trayectoria vital de Salvador Gascón y el entusiasmo que ponía en todo lo relacionado con este mundo. También hubo representantes de la Federación Valenciana de Motociclismo que Gascón presidió durante dos décadas y en cuyo seno dejó «una gran huella», recordaron algunos de los presentes al sepelio, que reunió a miles de personas en la ciudad costera.

La gastronomía, el otro gran amor de Gascón en su existencia, tampoco quiso dejarle de lado a la hora de despedirse de él. Además de llamadas de cocineros como Quique Dacosta, que no pudieron estar presentes, representantes de muy diferentes negocios, junto a miembros de las federaciones de hostelería, reconocieron que Gascón había sido «un precursor» a la hora de defender y resaltar el valor de los platos valencianos por excelencia: «Él supo darles importancia y que hoy sean lo que son, referencia a nivel mundial».

Miembros de la corporación cullerense, con el alcalde Jordi Mayor a la cabeza, representantes de asociaciones de todo tipo y vecinos en general, no faltaron a la última cita con un hombre que un veterano vecino definió en pocas palabras: «Un hombre bueno. Alguien que siempre que pudo ayudó a los demás y que vivió por sus dos pasiones, las motos y la gastronomía, su familia y sus amigos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos