Las bazas para retener MotoGP

La tribuna de boxes, repleta durante el pasado GP de la Comunitat. / afp/josé jordán
La tribuna de boxes, repleta durante el pasado GP de la Comunitat. / afp/josé jordán

Los llenazos, el clima y la tradición de ser la última carrera son puntos a favor frente al órdago de Ezpeleta de que reducirá carreras en la península Los circuitos españoles asumen una dura negociación con Dorna de cara a 2021

MOISÉS RODRÍGUEZVALENCIA.

A mediados de septiembre, Carmelo Ezpeleta, director general de Dorna (la empresa que gestiona el Mundial de motociclismo) lanzó un órdago. Anunció en Misano que después de 2021 sólo se celebrarán tres GP en la península cada año y que Portugal quiere volver al calendario. Sus palabras tienen pinta de estrategia para negociar al alza. «Tenemos que ver si las cuatro carreras quieren seguir o no», deslizó. Se refiere a Jerez, Montmeló, Aragón y Valencia, que sí apuesta firmemente por las motos como producto estrella de su circuito. Con dos años vista -los cuatro trazados españoles concluyen contrato en 2021-, Dorna ha sacado músculo y ha dejado claro que las conversaciones para prolongar el contrato no van a ser sencillas. Ahora le corresponde a la Generalitat jugar sus bazas para mantener en el rentable calendario de MotoGP de la forma más productiva posible.

El Mundial de atletismo en Doha es un buen ejemplo

Los últimos GP de la Comunitat se han caracterizado por auténticos llenazos en las gradas. Con el título de MotoGP por resolver -es el que suscita mayor interés-, como el año de la batalla entre Lorenzo y Rossi en guerra con Márquez, y en los que el de Cervera ha sacado el martillo. Da igual. A la afición española le gustan las motos y es consciente de que tras el Ricardo Tormo hay meses de parón. El Circuit lleva varias temporadas vendiendo las entradas del siguiente evento durante el fin de semana del GP de la Comunitat y colgando el cartel de 'no hay billetes' con mucho tiempo de antelación. Valencia no ofrece, desde luego, imágenes de gradas vacías que deprecian el producto, como ocurre en algunas carreras en destinos exóticos de motos o de Fórmula 1. Como ejemplo también puede servir, en estos días, el estadio de Doha, en el Mundial de atletismo con más vacío en las gradas. Dorna debe plantearse la rentabilidad de GP que, eso sí, pagan más canon.

Un evento plenamente consolidado como clausura

Además de la propia carrera, el GP de la Comunitat se ha consolidado como clausura del Mundial de MotoGP, con la gala de entrega de premios en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. En caso de caerse Cheste o rotar, la organización debería buscar otro emplazamiento de garantías para celebrar el evento.

Una instalación a modo de estadio que es única

La disposición del Circuit Ricardo Tormo es única en el mundo. El circuito que acaba de cumplir 20 años fue concebido a modo de estadio. Los espectadores pueden observar lo que acontece en cualquier lugar de la pista sin necesidad de recurrir a las pantallas gigantes. Esto no es nada habitual en los circuitos de velocidad, lo que concede al GP de la Comunitat un valor añadido. Hay un proyecto para mejorar la instalación y ampliar el aforo que debe servir a la Generalitat como baza para negociar con Dorna.

La meteorología siempre ha sido un punto a favor

Con 2018 y algún año más como excepción, el GP de la Comunitat ha sido sinónimo de buena meteorología. Para los equipos y pilotos venir a competir a Valencia en noviembre supone un regalo. Sobre todo, para los centroeuropeos, acostumbrados en esas fechas a climas mucho más hostiles. Es más, no pocos pilotos -y deportistas de otras disciplinas- recurren a la Comunitat como destino de sus fases de preparación durante el invierno.

Una de las canteras de pilotos más productivas

La afición valenciana a las motos ha dado también muy buenos pilotos. Sin duda, las puntas del iceberg son Ricardo Tormo, el mito que da nombre al Circuit, y Jorge Martínez 'Aspar', tetracampeón del mundo y uno de los deportistas de la Comunitat más laureados de la historia. Desde que se inauguró el circuito, la cantera de pilotos ha sido inagotable, con Nico Terol como máximo exponente al haber sido en 2011 el último piloto de la Comunitat en ser campeón mundo. La nueva y pujante generación, con Canet, Navarro, Lecuona, Masià, Tatay o Sergio García son una razón más para que Dorna siga apostando por Cheste.