Dónde ver las 24 Horas de Le Mans por televisión, horario y qué debe hacer Alonso para ser campeón

El español Fernando Alonso, a bordo de su Toyota TS050 Hybrid/Efe
El español Fernando Alonso, a bordo de su Toyota TS050 Hybrid / Efe

A Alonso y su equipo le basta con acabar séptimo para ser campeón del mundo

LP.ES y EFELE MANS

Las 24 Horas de Le Mans se disputan este fin de semana del 15 y 16 de junio de 2019 y será la carrera que permitirá que Fernando Alonso y su equipo de Toyota puedan conquistar el Campeonato del Mundo de Resistencia. La carrera empieza a las 15 horas del sábado 15 de junio y finaliza a las 15 horas del domingo y se puede ver en España de forma íntegra a través de Eurosport. También puedes seguir la narración online en lasprovincias.es.

En la salida estarán 61 coches, tras la baja del Porsche N.99 del Dempsey-Proton Racing en un accidente en los ensayos. El año pasado, la victoria en Le Mans fue para el equipo de Alonso, Buemi y Nakajima.

Qué necesita Alonso para ser campeón

El Toyota TS050 Hybrid del español Fernando Alonso afrontará desde el segundo puesto de parrilla las 24 Horas de Le Mans, la última prueba del Mundial de Resistencia (WEC), que se disputará en el circuito francés de La Sarthe y cuya 'pole' ocupará el otro coche de la escudería nipona, el del argentino 'Pechito' López.

Al doble campeón mundial asturiano, que lidera el WEC junto al suizo Sebastien Buemi y al japonés Kazuki Nakajima, le bastaría, para asegurarse el título, acabar séptimo la carrera de un día más importante del mundo; que ya ganó junto a sus compañeros el año pasado; y en la que, sobre el papel, parten de nuevo como favoritos ambos Toyota, con el de Alonso saliendo desde la segunda plaza.

Kobayashi, antiguo compañero del mexicano Sergio Pérez en F1, cuando coincidieron en Sauber; y que en enero ganó en el equipo de Alonso, con un Cadillac, las 24 Horas de Daytona (Florida, EEUU) -una prueba perteneciente a otro campeonato, el IMSA-, volvió a ser el más rápido este jueves, tras haberlo sido el miércoles.

Kamui, que se alterna al volante del Toyota número 7 con 'Pechito' y con el inglés Mike Conway, cubrió, por la tarde, en su vuelta rápida, los 13.626 metros del circuito de La Sarthe en tres minutos, 15 segundos y 497 milésimas, 411 menos que lo que invirtió en su mejor giro su compatriota Nakajima.

Lo hizo en la segunda de las tres sesiones de una calificación que tanto Alonso, que ya lo había apuntado el miércoles, como el piloto de Río Tercero (Córdoba), que lo hizo este jueves, consideraban intrascendente; ya que «la carrera es muy larga» y el punto extra que otorga no influiría en el desenlace del campeonato.

Un certamen que ahora lideran -en el coche número 8- Fernando y sus compañeros con 30 puntos de ventaja sobre el otro Toyota; uno menos que antes de la calificación. Lo que, efectivamente, no cambia nada; y al súper-campeón español le valdrá ser séptimo en Le Mans para hacerse con el Mundial de Resistencia.

«Ser campeón del mundo el domingo por la noche es lo más importante, pero aquí siempre está la sombra de no poder acabar la prueba. Ésa es la gran diferencia con el año pasado», dijo Alonso, que hace justo doce meses logró junto a Buemi y Nakajima el primer triunfo para Toyota en las 24 Horas de Le Mans.

Una prueba en la que el año pasado tan sólo pudo dormir «entre 20 y 30 minutos; pero con un ojo medio abierto», según manifestó a Efe el propietario de los dos títulos Mundiales y de las 32 victorias en Fórmula Uno que cuenta España a lo largo de toda su historia.

«Este año veremos cómo va, pero una vez que empieza la adrenalina y te metes en la vorágine de la carrera es difícil desconectar», explicó a Efe el genio astur, que ni confirmó ni desmintió si desearía volver a la categoría reina y a Ferrari -la escudería más laureada de la F1, para la que firmó tres subcampeonatos-; ni quiso explicar qué pruebas afrontará cuando acabe el WEC.