HOCKEY PATINES

La selección femenina se alza con la Copa del Mundo tras ganar a Argentina (5-8)

EFE

barcelona. La selección española femenina de hockey patines se proclamó ayer campeona del mundo por séptima ocasión en su historia tras superar a Argentina en una espectacular final con trece goles (5-8), en partido disputado en el Palau Blaugrana de Barcelona, en el marco de los World Roller Games (WRG).

Ambos equipos desplegaron durante los 50 minutos de juego un hockey de alto nivel, agresivo, vertical y con constantes ataques hasta las dos áreas, lo que permitió ver muchas alternativas en el juego y el control del partido, con un gran desgaste físico de las mejores jugadoras de este deporte en el mundo.

España logró ir siempre por delante en el partido, pero Argentina llegó a empatar hasta en tres ocasiones, llegando al descanso con una tímida ventaja de «la Roja» por 2-3, pero que fue contestada en seguida por las albicelestes poco después del intermedio. La segunda parte fue un espectáculo, hasta que ambos equipos se llenaron de faltas y llegaron a la novena, por lo que la final se podría decidir a bola parada. Y así fue, María Sanjurjo anotó la falta directa producto de la décima falta de las argentinas, gol que fue determinante para la victoria final.

La Selección logra así la medalla de oro de los WRG de Barcelona, revalidando el título que ya logró en la primera edición de los juegos en Naijing (China) en 2017, y que intentará repetir en 2021 en San Juan (Argentina).

El equipo masculino también logró una medalla, tras vencer en la lucha por el bronce a Francia, en un partido fácil que se resolvió con un 5-0. Fue un duelo sin apenas historia, más desequilibrado de lo previsto y para nada similar al de la primera fase, cuando ambas selecciones se vieron las caras y la victoria de España fue más trabajada.