Un Mundial para la Comunitat

Un partido en Quatre Carreres, que no puede albergar partidos de la World Rugby. / lp
Un partido en Quatre Carreres, que no puede albergar partidos de la World Rugby. / lp

España pelea con Japón para organizar el próximo año el campeonato sub-20 | El evento iría a La Vila Joiosa y pasaría de largo de Valencia porque ninguno de sus campos está homologado por la World Rugby

MOISÉS RODRÍGUEZVALENCIA.

La Comunitat pelea por otro Mundial, en esta ocasión de rugby. Será de la categoría sub-20 y entre las instituciones de este deporte hay cierto optimismo, ya que el rival es Japón, que ya albergará este año el campeonato planetario absoluto y los Juegos Olímpicos del próximo verano.

Hace unas semanas, la asamblea de la Federación Española aprobó pedir a la World Rugby ser sede de este Campeonato del Mundo. Del mismo modo, en el caso de ser elegida, se acordó encargar a la Federación Valenciana organizar el evento que traería a los mejores equipos a la Comunitat.

El evento, sin embargo, pasará de largo casi con toda seguridad de Valencia. El motivo invita a la reflexión a las autoridades de la ciudad, que están en aviso desde hace tiempo por parte de los clubes de rugby sobre la necesidad de crear nuevas instalaciones. El problema más común es la saturación de los dos campos existentes, el del viejo cauce y Quatre Carreres.

Esta es una situación que se viene dando en los últimos años desde septiembre hasta mayo, ya que decenas de equipos de los diferentes clubes han de compartir dos campos. Esto generó un conflicto entre el Valencia RC y Les Abelles que estuvo a punto de desembocar en el cierre de Quatre Carreres.

Respecto al Mundial sub-20, sin embargo, el problema es que ninguno de los dos campos está homologado por la World Rugby, muy exigente en cuando a dimensiones y en que las instalaciones sean de césped natural. La federación mundial reclama, al menos, que en caso de tratarse de hierba artificial sea de última generación.

Esto, y el hecho de que última mente se han disputado partidos internacionales en césped sintético por Sudamérica abren una puerta para Valencia. La Federación autonómica, sin embargo, trabaja en un escenario de que la World Rugby no acepte Quatre Carreres ni el viejo cauce. Las gestiones que se están llevando a cabo son para que la sede principal esté en La Vila Joiosa, cuyo terreno de juego sí está homologado por la federación internacional. Además, la zona cuenta con las plazas hoteleras necesarias en localidades como Oliva o Dénia.

Si finalmente España gana el pulso a Japón, este campeonato debe invitar a la reflexión al Ayuntamiento de Valencia y su apuesta por el rugby. La ciudad tiene cuatro equipos en División de Honor B - CAU, Les Abelles, Tatami y Valencia RC-, con sus respectivas escuelas, además de otros clubes en categorías inferiores, y sólo dos campos. Algunos de ellos trasladan a su base a localidades del área metropolitana.

El rugby es un deporte pujante y la Comunitat -y la propia Valencia- empieza a ser conocida a nivel mundial. De hecho, la selección francesa ha estado estos días concentrada en Oliva y se ha entrenado en Quatre Carreres. Mientras tanto, la ciudad sigue sin tener una instalación homologada por la World Rugby.