Historia y futuro en la Marina Real

El puerto de Valencia albergó una travesía que cumple cien años. / juan j. monzó
El puerto de Valencia albergó una travesía que cumple cien años. / juan j. monzó

Los prometedores Joan Andreu y Lucía Isabel Sánchez ganan una prueba con más de 600 participantes y dos veteranos de leyenda La travesía a nado de Valencia celebra su centenario con una explosión de talento

ALBERTO MARTÍNEZVALENCIA.

Con el edificio del Reloj como testigo, al igual que en 1919, la travesía a nado del puerto de Valencia se convirtió en una fiesta. Y ayer había un motivo añadido, ya que la histórica prueba celebraba su centenario. Más de 600 deportistas se reunieron en la Marina Real para vivir la emblemática edición surcando las aguas. Confluyeron las grandes promesas, como Joan Andreu y Lucía Isabel Sánchez, con los legendarios Ruperto Sanjuán y Vicenta Belenguer. Veteranía y talento en una mañana memorable.

La prueba gráfica de la edición más antigua conduce hasta 1919. Una fotografía localizada por la Federación Valenciana acredita que aquel año se celebró la travesía a nado del puerto. A partir de entonces, ha habido épocas de interrupción, por lo que lleva 27 años disputándose de manera sucesiva.

Sólo 18 años tiene el nadador que se subió ayer a los más alto del podio. Se trata de Joan Andreu, quien completó los 2.500 metros en sólo 31 minutos y 34 segundos. «Hemos cogido el ritmo los cinco o seis que íbamos delante y nos la hemos jugado al final con un sprint. La llegada ha sido confusa y he ganado. Aparecía segundo en la clasificación provisional, pero ha habido un error y se ha solucionado», explica el valenciano, quien nunca había competido en aguas abiertas: «Es la primera travesía de mi vida. Siempre nado en piscina. Nunca me había llamado la atención tirarme al mar a nadar, pero como íbamos todos los del equipo me apunté».

Al mismo club, el Ferca San José, pertenece la ganadora: Lucía Isabel Sánchez. La valenciana, quien acaba de cumplir 16 años, firmó una marca de 31:47. «He llegado más o menos sola. He cogido ritmo y al final me he metido en el grupo de los chicos», comenta. Tanto ella como Joan brillan en la piscina a nivel autonómico y han sido subcampeones de España en categorías inferiores.

Ruperto Sanjuán, a sus 96 años, es el más veterano de España. Ayer actuó como espectador: «He tenido miedo. En este mes el agua todavía está fresca». Sí participó Vicenta Belenguer, de 82: «Estoy nadando desde en 1950, cuando quedé campeona regional». Historia viva.