Carlos de Beltrán: «La vuelta de la Copa América a Valencia no es algo utópico»

Carlos de Beltrán visita LAS PROVINCIAS. / juanjo monzó
Carlos de Beltrán visita LAS PROVINCIAS. / juanjo monzó

El gerente del Real Club Náutico de Valencia afirma que la capital del Turia podría acoger algún evento de la regata más importante del mundo de la vela en menos de diez años

JORGE PEIRÓValencia

Carlos de Beltrán dirige una institución mítica en Valencia y forma parte del Comité de Reglas de la Copa América, puesto vital en la regata más importante.

-Lleva navegando desde muy pequeño, ¿por qué motivo le atrajo la vela y cuál fue su motivación para empezar?

-Empecé a navegar con once años a raíz de un curso de vela de verano en Dénia, de ahí nació mi pasión por la vela y, junto a mi interés por las ciencias, se tradujo en querer estudiar Ingeniería Naval y estar vinculado más profesionalmente a barcos. Recuerdo seguir la designación de Valencia como sede de la Copa América estando en clase.

-Fue, con 19 años, voluntario en la Copa América entre los años 2004 y 2007. ¿Cuál era su función concreta allí?

-Yo era la voz en la radio de la regata en el canal oficial de la competición. Daba las coordenadas, entre otra información, a los barcos, en inglés, y era también su traducción al resto de voluntarios que no sabían inglés.

-Quiero preguntarle por la vuelta de la Copa América a Valencia. ¿Es una utopía? ¿Cree que va a poder verlo en los próximos años?

-A mí me gustaría que vinieran. No es algo utópico. En los próximos dos años, de aquí a 2021, habrá actos de Copa América con un calendario que todavía no se ha anunciado (a excepción de algún evento en Italia). ¿Por qué no puede ocurrir aquí? Si interesa a la ciudad y a la Comunidad, como ya ocurrió en su momento, seguro que puede haber una manera de que venga. En esta edición creo que quieren moverse menos, ya que Nueva Zelanda está haciendo una fuerte inversión para mantener la competición allí durante varios años.

-Parece que durante los próximos años esta competición permanecerá alejada de la capital del Turia, pero le pido que se moje. ¿En cuántos años, más o menos, cree que podrá volver aquí?

-Un evento de la Copa América en menos de diez años lo podríamos tener. Acoger la competición como tal implicaría que un desafío español la gane y que dentro de España designen a Valencia o que este desafío salga del Real Club Náutico de Valencia, como ha pasado años atrás.

-Tras su nombramiento en el Comité de Reglas, está en la cresta de la ola, ya que es el segundo organismo con más peso dentro de la regata más importante del mundo. ¿Podría desarrollar en qué consiste su actividad aquí?

-Bueno, lo primero, es un orgullo que los equipos vuelvan a confiar en mí por quinta vez consecutiva (2007, 2010, 2013, 2017 y 2021). El Comité desarrolla los procesos con los que se van a certificar las embarcaciones y contesta a todas las consultas acerca del reglamento, es lo que llamamos zonas grises o interpretaciones. Consultamos todas las dudas de los diseñadores sobre si algo es legal o ilegal. Solemos decir que si has hecho a todos igualmente infelices, más o menos estás haciendo un buen trabajo.

-La vela paralímpica dejó de ser deporte olímpico en Río 2016, ya que el Comité Paralímpico Internacional alegaba que no había suficientes competidores. ¿Qué le diría a todos los deportistas que se han estado preparando durante tanto tiempo para quedarse sin Olimpiadas en Tokio y en París?

-Es un mazazo. Es adaptarse o morir. Igual dentro de dos años se encuentran con otras competiciones o retos. Desde la Federación Internacional de Vela se recibió la noticia con mucho pesar.

-Los regatistas del Trofeo de la Reina coincidían en las excelentes condiciones de Valencia para practicar la vela. ¿Es uno de los mejores terrenos de juego del mundo?

-Una gran anécdota es cuando Manel Casanova mostró al equipo Alinghi el registro de vientos de los últimos veinte años y vieron lo justo que es este campo de regatas debido a la excelente meteorología. Ofrece una garantía de navegación del 90% y es sin duda uno de los mejores del mundo.

-A sus 34 años aun tiene carrera por delante, ¿pasa por su mente algún reto futuro en particular?

-Como gerente del Real Club Náutico, hacer que siga creciendo y que aumente el número de socios. Quién sabe si acabaré siendo director de regata de la Copa América. Creo que nunca pasaría a un equipo.

LAS CLAVES

Inicios en la vela:
«Empecé a navegar a los once años a raíz de un curso de verano en Dénia, de ahí nació mi pasión»
Comité de Reglas:
«Mi tarea consiste en resolver todas las dudas de los diseñadores sobre si algo es legal o no»
Condiciones de Valencia:
«El equipo Alinghi dio fe del gran viento que tenemos en Valencia de la mano de Manel Casanova»
Retos futuros:
«Quiero que el Náutico siga creciendo. Quién sabe si acabaré como director de regata de la Copa América»