«El golf le debía un grande y se lo ha dado»

Sergio García celebra su triunfo en el Masters de Augusta. /
Sergio García celebra su triunfo en el Masters de Augusta.

Gonzaga Escauriaza, presidente de la Federación española, también ve a Rahm capacitado para emular a Sergio García en los grandes

JOSÉ MANUEL CORTIZAS

«¡Ufff!, parecía una peli de miedo, una de esas que ya has visto antes y sabes cómo acaba». Gonzaga Escauriaza se sincera en cuanto accede a la casa club para recibir al tercer español que se ha vestido la chaqueta verde en Augusta. Lo pasó fatal cuando Sergio García erró el putt de poco más de un metro en el 18 que podía canjear por la victoria sin necesidad de desempate. Pero bien estálo que bien acaba.

más información

El presidente de la Federación española asume que «el golf le debía un grande a Sergio y se lo ha dado en una final accidentada. Fíjate el ambiente, el público americano es muy de este tipo de causas y se puede decir que ha jugado en casa. Es un hito que llega a todos los rincones y provocará que podamos transmitir las bondades del golf y que la gente sienta curiosidad por este deporte».

Además, era una necesidad el colocar a otro héroe en el pedestal de Augusta. «Sí porque las gestas de Seve y Olazabal quedan ya lejos en el tiempo y la nueva generación de jugadores ni llegaron a vivirlo. Había que dar el relevo y el de Sergio es perfecto».

No olvida Escauriaza la irrupción de Jon Rahm en el Masters, que en absoluto convierte en la cruz de la moneda. «Para nada. Jon es carne de ganar un grande. La normalidad con la que se ha presentado y jugado en Augusta, su adaptación, sin pagar peaje en un campo que te lo exige, salvo en el último hoyo. En la tercera jornada del Masters estaba -3 en el 11, con la cabeza metida entre los mejores. El suyo también ha sido un éxito absoluto porque ha estado cómodo».

Arranca la temporada de Majors de la mejor manera posible, cobrando pieza. ¿Caerán más? «Por qué no. Jon tiene todo por delante y llegará a campos que pueden serle más favorables. Y Sergio jugará ya sin la carga de que le faltaba un grande. Ya lo tiene y eso le hará ser más eficaz».