El nuevo laboratorio de Adrián Campos

Adrián Campos dialoga con Pascal Hidalgo, impulsor del nuevo Circuito de la Ribera. :: damián torres/
Adrián Campos dialoga con Pascal Hidalgo, impulsor del nuevo Circuito de la Ribera. :: damián torres

El impulsor de la pista, donde se podrá rodar de noche, también ha mostrado el proyecto al Aspar Team y a pilotos como Forés y Calero

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

Una vieja masía en término de Algemesí y una extensa explanada, hasta hace pocas semanas campos agrícolas, en suelo de Guadassuar. Esta partida se convertirá a finales de julio en el Circuit de la Ribera, una especie de parque temático del motor destinado a los profesionales pero también a los aficionados. Adrián Campos, cuya escudería está presente en seis campeonatos de automovilismo, usará la instalación como laboratorio.

Ya tiene un acuerdo con Pascal Hidalgo, empresario del sector de la electricidad que ha impulsado un proyecto en que ha invertido 10 millones de euros. La pista tendrá una extensión de 2.200 metros, con una recta principal de 400 metros, una contrarrecta de 180 y con un ancho de entre 10 y 12 metros a lo largo de todo el trazado. En ella pueden rodar monoplazas de la F-3 y pilotos de Moto3. Además, habrá otra pista a escala para el karting y otra de car track. «Dentro de un par de años, tenemos un proyecto para abrir un hotel en la masía», precisó el impulsor de la instalación.

Lo dice después de dar una vuelta al futuro circuito. «Lo más difícil está hecho. Ya se nos han colado algunos a rodar con motos. ¡No veas cómo trazan las curvas!», bromea Hidalgo. El empresario está en conversaciones con varios certámenes que quieren incluir el trazado en su calendario (acogerá el Mundial de karting y las SWS) y con gente del motor que trabajará entre semana en la instalación.

Con Adrián Campos ya lo tiene absolutamente confirmado. «A mí me viene perfecto, lo tenemos cerca de casa. Podemos reducir costes porque será más barato alquilar esta pista que una de Gran Premio», indica el expiloto. Tanto él como Hidalgo subrayan que el Circuito de la Ribera no nace como competencia de Cheste: «Son conceptos diferentes, no tienen nada que ver».

El alcireño realizará aquí la evolución del coche de la Fórmula E de cara a la próxima temporada. «Por plazos nos viene perfecto porque el campeonato empieza en octubre», señaló. Además, ahí rodarán los pilotos de la Campos Academy: «Se pueden hacer los bautismos de fuego -la primera vez en subir a un monoplaza- y a hacer test». Las ventajas serán mayores cuando abra el hotel y los deportistas puedan alojarse a pocos metros del circuito.

Pascal Hidalgo también está negociando con el Aspar Team. Además, otros pilotos de motos como Xavi Forés o Nacho Calero también han mostrado su interés en hacer test en el Circuito de la Ribera. «Una de las ventajas es que se va a rodar de noche. Vamos a colocar 19 torres que iluminarán la pista con lámparas led», señaló el empresario impulsor de la instalación.

«Hace un par de fines de semana había 150 valencianos rodando en las tandas de Albacete. Aquí hay una afición brutal al deporte del motor y queremos atender a esa demanda», señaló Hidalgo. Por ello, su idea es que el circuito sea una especie de centro lúdico especialmente en los fines de semana, pero está abierto a acoger todo tipo de eventos: «En septiembre esperamos 200 coches por una actividad del club Subaru».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos