El Hércules inicia la pretemporada con el bloque que disputó la promoción

Planagumà dirigiendo una sesión de entrenamiento del Hércules en el estadio de Atletismo. / hércules cf
Planagumà dirigiendo una sesión de entrenamiento del Hércules en el estadio de Atletismo. / hércules cf

Planagumà arranca su segunda campaña al frente del equipo con cinco caras nuevas y una plantilla casi definida para el inicio de la Liga

EFEALICANTE.

El Hércules CF comienza hoy lunes en Alicante los entrenamientos de la pretemporada con una apuesta decidida por el bloque que rozó el ascenso el pasado curso y con solo cinco incorporaciones, de momento, en su plantilla.

Los jugadores del equipo alicantino están citados en la clínica HLA Vistahermosa de Alicante, donde se someterán a las pruebas médicas, para posteriormente, a las 18:00 horas, ponerse a las órdenes del entrenador, Lluís Planagumà, líder del nuevo proyecto tras renovar su contrato por una temporada más.

La gran apuesta del cuerpo técnico del Hércules durante las primeras semanas del mercado ha sido mantener la estructura del equipo que quedó subcampeón de Liga en el grupo III y llegó hasta la última eliminatoria de la fase de ascenso.

De esta forma el club se aseguró la continuidad por una temporada más del portero Ismael Falcón, los defensas Pablo Íñiguez y Samuel Llorca, el centrocampista Diego Benito y los delanteros Benja Martínez y Jesús Alfaro, titulares todos el pasado curso, además de la del colombiano Jaime Alvarado.

De momento, el Hércules, que ya tiene ocupadas 15 de las 16 fichas profesionales de su plantilla, ha realizado los fichajes del lateral Raúl Prieto 'Rulo', el portero Raúl Ualoloca, el centrocampista Yeray González, el lateral derecho Felipe Alfonso y el extremo Moha Traoré.

Los jugadores que estarán a las órdenes del técnico serán los porteros Ismael Falcón y Rubén Uololoca; los defensas Felipe Alfonso, Samuel, Pablo íñiguez, Álvaro, Nani y Rulo; los centrocampistas Fran Miranda, Jaime Alvarado, Diego Benito y Yeray y los delanteros Jesús Alfaro, Moha Traoré, Juli, Benja, Carlos Martínez y Jona. Por lo tanto solo queda una ficha libre a expensas de posibles salidas.

Además de los 15 jugadores profesionales y los sub 23 confirmados en el primer equipo, el Hércules contará durante la pretemporada con los canteranos Víctor Olmedo, Pedro Torres, Pablo Puig y Alejandro Tarí, los jugadores del filial Nicolás Espinosa y Sergi Molina, junto a David Velázquez, del juvenil de División de Honor. La presencia de la cantera crece tras el ascenso del filial a Tercera División.

El plantel comenzará a trabajar pendiente de una o dos posibles salidas del equipo, ya que Julián Cerdá 'Juli' o Jona Mejía, pese a tener contrato, podrían rescindir su contrato para dejar hueco a nuevos fichajes.

El cuerpo técnico de Planagumà será el mismo de la pasada campaña y estaba formado por José Vegar, segundo entrenador, José Abel Martínez 'Portu, preparador físico, Miguel Ausina, entrenador de porteros y Carlos de las Cuevas, readaptador físico.

El primer encuentro amistoso no llegará hasta el 31 de julio, es decir en la primera semana el cuerpo técnico se centrará en el trabajo físico y en acoplar las nuevas piezas. El primer partido lo jugará el nuevo Hércules ante el Atlético Torrelano.

Durante la pretemporada a Planagumà no le agrada jugar ante rivales de su grupo, pero si ha buscado oponentes de nivel similar para calibrar como crece el proyecto. Por eso, en agosto se enfrentarán al Yeclano, Cartagena y Ucam, como los tres tests más serios de la pretemporada de los alicantinos.

El encuentro frente al Universidad Católica de Murcia servirá de presentación oficial ante la afición y se jugará el 17 de agosto en el Rico Pérez, único encuentro programado como local a lo largo del verano.

El Hércules comenzará la competición oficial a domicilio, en el estadio del recién ascendido Prat. Así que salvo el mencionado envite ante el Ucam, habrá que esperar al mes de septiembre para ver al equipo en su estadio. Su primer encuentro como local será en la segunda jornada y recibirá al Villarreal B, un rival directo por el ascenso.