Rubiales declara por una denuncia de agresión a la arquitecta

La mujer dice que recibió un empujón en la plaza del Ayuntamiento de Valencia cuando discutían por una deuda

A. G. R.

valencia. La Ciudad de la Justicia fue el escenario ayer de un nuevo episodio del enfrentamiento que mantienen Yasmina Eid-Macheh y el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales. En este caso, el capítulo se dirime en la vía Penal.

La mujer denunció al exfutbolista por una agresión, en concreto un empujón, que supuestamente se produjo en la plaza del Ayuntamiento de Valencia. Las diligencias se siguen en el juzgado de Instrucción número 1 de Valencia. Fuentes conocedoras de la comparecencia del deportista, informaron de que el denunciado negó las acusaciones y añadió que todo responde a una persecución personal de la mujer hacia el directivo de fútbol.

Uno de los enfrentamientos de Rubiales con Eid-Macheh se originó a partir de la reforma de la casa del deportista. Denunció que había querido pagarle una deuda personal hinchando facturas de la Asociación de Futbolistas Españoles. Una sentencia del juzgado de Primera Instancia número 19 de Valencia determinó que Rubiales había abonado el coste íntegro de la actuación en la vivienda a su trabajadora.

La mujer reclamaba más de 120.000 euros impagados por la reforma del inmueble del exjugador entre septiembre de 2015 y enero de 2016. Pero la sentencia tan sólo condenaba a Rubiales al pago de 1.500 euros a la demandante.