Fútbol

River y Boca disputarán la Libertadores en el partido más grande en la historia de América

River y Boca disputarán la Libertadores en el partido más grande en la historia de América

Los dos rivales argentinos eliminaron a Gremio y Palmeiras, respectivamente, y jugarán la final del trofeo continental en el superclásico, en principio, el 10 y el 24 de noviembre

EFE

Boca Juniors empató este miércoles 2-2 con Palmeiras en Sao Paulo y jugará su undécima final de la Copa Libertadores ante su máximo rival, River Plate, en la que será una edición inédita del Superclásico argentino en busca del nuevo 'rey de América'.

La inédita final del más antiguo torneo de clubes del mundo, la Copa Libertadores, presentará a un Boca Juniors ansioso de venganza de su más enconado rival, el River Plate, que por su parte quiere alargar la lista de últimos logros.

River Plate conquistó en marzo pasado la Supercopa, precisamente a expensas del Boca, y el último Superclásico, a finales de septiembre, lo vencieron en la Bombonera los de la banda roja por 0-2.

Con una comisión directiva, liderada por Daniel Angelici, que desde su llegada al club, en diciembre de 2011, prometió logros internacionales y de momento no ha cumplido.

El entrenador Guillermo Barros Schelotto, que ganó las últimas ediciones de la Superliga local, busca su séptima Copa Libertadores.

De lograrlo, Boca alcanzaría a Independiente como máximo ganador de este certamen continental, el más importante de América, un logro que le es esquivo desde 2007. Para experimentados como Fernando Gago y Carlos Tévez esta posibilidad es especial, como así también para Pablo Pérez, Darío Benedetto y Carlos Izquierdo.

Entre los jugadores, el colombiano Wilmar Barrios, el uruguayo Nahitán Nández, la joya juvenil Cristian Pavón y el delantero Ramón Ábila constituyen la columna vertebral de una de las plantillas más importantes de esta región del mundo. Para River Plate esta es la oportunidad de sumar su noveno título en los últimos cuatro años desde la llegada de Marcelo Gallardo al banquillo, cinco de ellos de nivel internacional.

En busca de la cuarta conquista de América, Gallardo buscará además volver a lograr un triunfo legendario ante Boca, como lo hizo en la Supercopa que marcó este 2018 futbolístico en Argentina.

Todavía con oportunidad de lograr el tricampeonato en la Copa Argentina, donde deberá enfrentar en semifinales a Gimnasia y Esgrima La Plata, River busca añadir un galardón especial a estos últimos años de cosecha fértil. La comisión directiva, liderada por Rodolfo D'Onofrio en su reelección apostó por renovar por cuatro años el vínculo con Gallardo.

River cuenta con experimentados como Jonatan Maidana, Leonardo Ponzio, Gonzalo Martínez y Rodrigo Mora, que se suman a los que llegaron recientemente; Ignacio Scocco, Lucas Pratto, Javier Pinola, Enzo Pérez, Ignacio Fernández y Franco Armani. Además la aportación de los colombianos Juan Fernando Quintero y Rafael Santos Borré, con la joya de 20 años Exequiel Palacios y el defensa Lucas Martínez Quarta hacen de esta plantilla una de las más completas y amplias del continente.

La cita entre los dos clubes más importantes de Argentina para definir la 59º edición de la Copa Libertadores tiene mucho más en juego. Terminar segundo o servir para la historia.

Boca pide cambiar de día por los hinchas judíos

El presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, pidió cambiar el día de la final de la Copa Libertadores, fijada para los sábados 10 y 24 de noviembre, en atención a la comunidad judía que celebra el Shabat y no podrá asistir al estadio de La Bombonera. Los dos encuentros de la final se jugarán sin público visitante, como viene ocurriendo desde hace varios años en el torneo argentino debido a los hechos de violencia en los estadios del país sudamericano.

«Vamos a mandar una carta (a la Conmebol). Somos respetuosos de todas las religiones, pero también sabemos que (la judía) es la única que tiene una restricción de no hacer actividades» en sábado, dijo Angelici a la prensa.

La inédita final de la Libertados está aún a la espera de que el Tribunal de Disciplina de la Conmebol resuelva sobre la situación del técnico de River, Marcelo Gallardo.

Gallardo infringió una sanción que le impedía tomar contacto con sus jugadores en el partido de vuelta ante Gremio, en Porto Alegre, que el martes coronó con un triunfo por 1-2 su pase a la final.

La Conmebol cambió la fecha de los partidos de ida y de vuelta de la final que originalmente estaban previstos para los miércoles 7 y 28 de noviembre.

Las fechas de las finales fueron cambiadas debido a la cercanía con la celebración en Buenos Aires de la cumbre del G20, a los próximos 30 de noviembre y 1 de diciembre, por la que se desplegará un vasto operativo de seguridad en la ciudad.

«En Boca hay muchísimos socios judíos (...) No entendemos por qué no podía ser el domingo 11 y el 25. Puedo entender el horario por un tema de televisión y seguridad, pero también podría ser los sábados después de las 21:00 horas, cuando la colectividad pueda participar del evento», insistió Angelici.

En el mítico estadio La Bombonera de Boca se ha instalado este año el primer puesto de comidas kosher de Argentina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos