Planagumà vive «con normalidad» el examen de mañana en el Rico Pérez

Los jugadores del Hércules escuchan atentamente las indicaciones de Lluís Planagumà en un entrenamiento. / hcf
Los jugadores del Hércules escuchan atentamente las indicaciones de Lluís Planagumà en un entrenamiento. / hcf

El entrenador del Hércules recuerda que vivió situaciones parecidas el pasado curso y el equipo acabó revirtiendo la dinámica

JUAN F. MILLÁNALICANTE.

El Hércules recibe mañana (19.30 horas) al Sabadell en el estadio Rico Pérez. Será el primero de dos partidos consecutivos en el estadio blanquiazul para escapar de la crisis de resultados con la que el equipo ha arrancado el campeonato. Todos los focos giran hacia el entrenador, Lluís Planagumà. Después de la decepción tras perder la final con la Ponferradina, la afición herculana quedó dividida y esa parte que no apostaba por su continuidad al frente del equipo no aguantarían un nuevo tropiezo en casa.

«No puedo pensar en eso; sólo estoy pendiente de ganarle al sabadell», explicó el técnico blanquiazul en referencia a si la credibilidad del proyecto estaba en juego. «No quiero perder energía pensando en eso», insistió Planagumà, quien aclaró: «Ya he estado en situaciones parecidas antes. Recuerdo perder en Ontinyent y en Baleares y luego ganar al Villarreal B y al Espanyol B. Vivo con normalidad este momento», remarcó.

«El equipo está con ganas de revertir la situación. Ha sido una semana buena de compromiso en los entrenamientos y tengo la sensación de que cuando ganemos el equipo se verá reforzado», explicó el preparador catalán. Planagumà destacó que los malos resultados han aumentado la sensación de «unión y cohesión» en el vestuario, ya que considera que al equipo le han llegado «demasiado pronto los palos».

Los malos resultados han aumentado la sensación de «unión y cohesión» en el vestuario

«Hay momentos mejores y peores. No empezar bien era una opción posible», dijo Planagumà, quien no quiso «perder energías» en especular sobre qué pasaría si su equipo no lograra ganar el domingo al Sabadell. En cuanto al conjunto catalán, que Planagumà considera uno de los favoritos, dijo que tiene una «forma definida de jugar» tras mantener al técnico y el bloque del pasado curso. El barcelonés confió en contar con Carlos Martínez, ausente en las primeras jornadas por una lesión en las costillas, y aseguró que es compatible con Alejandro Alfaro.

Planagumà deseó que su equipo «no sea predecible» y confió en sacar rendimiento de las diferentes opciones y perfiles con los que cuenta en la plantilla para conseguir los objetivo de «ganar partidos y ascender». El técnico asumió la exigencia que se ha auto impuesto el Hércules de quedar campeón de grupo como algo positivo y pidió que no sea algo que se le «eche a la cara».