Murthy y Catalán, en un palco con poco color político

L. MARTÍ VALENCIA.

Quico Catalán abrió las puertas del Ciutat de València el pasado diciembre y ayer fue el turno de Anil Murthy. Ambos vieron juntos el derbi femenino como hicieron con el masculino en un palco con poco colorido. Sobre todo político. Muchas ausencias de representantes del Consell (inmersos en campaña electoral), ni Ximo Puig ni Mónica Oltra asistieron, tampoco Vicent Marzà, cuya cartera incluye Deportes. El único conseller que se dejó ver fue Vicent Soler. Tampoco asistió Joan Ribó, aunque sí que se interesó por el derbi a través de las redes sociales. Sandra Gómez, Maite Girau y José Vicente Berlanga fueron los representantes del Ayuntamiento. Toni Gaspar, presidente de la Diputación, Isabel Gimeno, diputada de Deportes no se lo perdieron. Del universo fútbol, además de Salvador Gomar, presidente de la Federación Valenciana, estuvieron Sean Bai, mano derecha de Murthy y Pedro Malabia, máximo representante de la Liga Iberdrola.