Muñoz admite que el ánimo del vestuario «está mejor, pero sin caer en la euforia»

Jesús Muñoz corrige a sus futbolistas durante un entrenamiento en el estadio de Atletismo. / hcf
Jesús Muñoz corrige a sus futbolistas durante un entrenamiento en el estadio de Atletismo. / hcf

El Hércules viaja este mediodía a Andorra, donde mañana busca ratificar la mejoría con la duda en la izquierda de Borja o Alejandro Alfaro

J. F. M.ALICANTE.

El Hércules viaja este mediodía con dirección a Andorra, donde mañana buscará su segunda victoria consecutiva. Los alicantinos se liberaron de presión el pasado domingo después de conseguir el primer triunfo del curso ante el Barcelona B en el Rico Pérez, una victoria que, en opinión del técnico Jesús Muñoz, «refuerza al vestuario pero sin caer en la euforia».

«Estamos aquí para conseguir victorias y cuando se consiguen el ánimo está mejor. Ganar nos refuerza el trabajo que hemos hecho, pero no cambia mucho más», dijo el preparador de Mota del Cuervo, cuyo equipo es penúltimo pese a la excelente imagen y el buen resultado ante el filial del Barça (4-1).

«Intentaremos aprovechar nuestras virtudes, ojalá nos salga un gran partido que nos dé opciones de ganar», señaló el entrenador, quien garantizó que en su equipo no hay titulares fijos.

Muñoz podría repetir el mismo once de la semana pasada. No obstante, hay alguna duda con respecto al puesto en la banda izquierda, donde recupera al sancionado Borja Martínez y debe elegir entre el alicantino y Alejandro Alfaro.

El entrenador elogió los números defensivos del Andorra, líder con sólo tres goles en contra, y afirmó que tiene un estilo de juego parecido al del Barcelona B «porque su entrenador ha salido de esa casa y tiene ese ADN».

El técnico del equipo andorrano es Gabri, aquel futbolista del Barcelona y del Ajax de Amsterdam que ahora ha llegado al equipo del Principado de la mano de Gerard Piqué, dueño del club.

«En cuanto a la idea de juego y de tener el control a través de la posesión son muy parecidos», dijo el preparador, quien no dio importancia a la posesión «sino a ganar el partido».

«Si es a través del balón, encantado porque nos da más posibilidades, pero cuantos más registros dominemos, en defensa o ataque, mejor», dijo Muñoz.