Mundial 2018

Rusia 2018

Ensayo

Coutinho y Paulinho hacen de Neymar

Philippe Coutinho, tras su gol de penalti ante Rusia./Reuters
Philippe Coutinho, tras su gol de penalti ante Rusia. / Reuters

La selección brasileña golea con más pegada que juego a Rusia, anfitriona del Mundial, con sendos tantos de los azulgrana y otro de Miranda

GONZALO BARQUILLA

Brasil goleó en Moscú a Rusia por 0-3 en uno de los amistosos preparatorios para el Mundial de 2018. El cuadro de Tite, con más pegada que juego, superó a la selección de Stanislav Cherchesov en la segunda parte gracias a los tantos de Miranda, Coutinho y Paulinho. Los azulgrana tiraron del carro de la 'Canarinha' y sentenciaron el choque en apenas media hora.

La primera parte entre rusos y brasileños reflejó la no necesidad de resultados para ambos. La selección rusa mostró la solidez y valentía con la que jugó ante España en su último encuentro, en el que cosecharon un valioso empate a tres. Rusia fue de menos a más durante el primer tramo, mientras que Brasil trató de carburar sin encontrar un último pase.

0 Rusia

Akinféev, Samédov (Smólnikov, min. 79), Kudriashov, Kutépov, Granat, Kombárov (Zhirkov, min. 75), Zobnin, Glushakov (Antón Miranchuk, min. 63), Alexéi Miranchuk (Dzagóev, min. 55), Golovin y Smólov.(Zavolotny, min. 71).

3 Brasil

Alisson, Alves, Thiago Silva, Miranda (Geromel, min.85), Marcelo, Casemiro, Paulinho (Renato Augusto, min. 70), Willian (Taison, min. 79), Coutinho (Fred, min. 78), Douglas Costa y Gabriel Jesús (Firmino, min. 64).

Goles
0-1, min. 53: Miranda. 0-2, min. 62: Coutinho, de penalti. 0-3, min. 66: Paulinho.
Árbitro
Alexéi Kulbakov (Bielorrusa).
Incidencias
Partido amistoso disputado en el estadio Luzhnikí de Moscú, ante unos 50.000 espectadores. Poco más de media entrada.

Brasil probó con Gabriel Jesús en punta, pero el delantero del Manchester City brilló por su ausencia desde el inicio tras una dura entrada de Kudryashov. Douglas Costa gozó de la oportunidad de demostrar que es el recambio perfecto para la estrella del equipo que regresará para disputar el Mundial de Rusia, Neymar, pero no desplegó su velocidad vertiginosa y, salvo algunas pinceladas, no tuvo mayor incidencia. Los madridistas Marcelo y Casemiro no tuvieron su mejor día y pasaron desapercibidos.

La selección brasileña trató de sorprender al inicio del segundo tiempo. Paulinho, tras un centro por la banda derecha, se presentó mano a mano ante Akinfeev, pero el azulgrana disparó al muñeco, aunque no sería la última ocasión del partido para el exjugador del Guangzhou. Los hombres de Tite apretaron y consiguieron abrir el marcador a balón parado. Akinfeev salvó un mano a mano con la cara, pero para la mala suerte del guardameta ruso, la siguiente jugada terminó en gol. Thiago Silva cabeceó dentro del área y Miranda aprovechó el rechace para marcar a bocajarro.

Coutinho apareció más que ningún otro durante todo el partido. En una nueva posición, como centrocampista referencia para la creación de juego, el futbolista del Barcelona participó en la mayoría de ocasiones de peligro que generó Brasil, pero no logró conectar en última instancia con un delantero. Esto podría dar paso en los próximos amistosos a jugadores como Taison, Roberto Firmino o Willian José, delantero de la Real Sociedad convocado por primera vez por la 'Seleçao'.

Paulinho, de villano a héroe

Rusia quiso la réplica inmediata al gol pero pecó de intentos de florituras que terminaron por desechar jugadas de peligro con Fedor Smolov y Samédov al mando. Sin embargo, llegó la sentencia de Brasil minutos después con un Paulinho que, de ser villano, en segundos se erigió como héroe.

El exjugador del Tottenham, tras desperdiciar la mejor jugada del partido fallando a puerta vacía, protagonizada por el mencionado Coutinho, quiso compensar a su compatriota y compañero de equipo forzando un penalti que terminaría lanzando y anotando el exfutbolista del Liverpool.

Coutinho transformó el penalti de maravilla y el cuadro de Cherchesov bajó el pistón. Tras enmendar su error, Paulinho volvió a posiciones de ataque y esta vez sí marcó a puerta vacía con un cabezazo. El dorsal '15' del Barcelona, tras sumar un nuevo tanto y recuperar confianza, fue sustituido por Renato Augusto, que junto a Coutinho formó una dupla inédita en la historia de la 'Canarinha'.

Era el momento ideal para probar, sin Neymar y con talento para experimentar en cada posición. Rusia trató de maquillar el resultado en el tramo final, pero Thiago Silva salvó un gol cantado con la ayuda del poste. Brasil testó su suerte ante la anfitriona y aprobó con nota sin mayor esfuerzo.

Fotos

Vídeos