Miranda: «Estoy seguro de que nos vamos a levantar rápido»

Fran Miranda corrige un aspecto del juego durante un partido. / hcf
Fran Miranda corrige un aspecto del juego durante un partido. / hcf

El centrocampista extremeño defiende la labor del técnico, Lluís Planagumà, y sugiere «estar tranquilos y unidos»

J. F. M. / EFEALICANTE.

Las jornadas avanzan y el Hércules sigue anclado en la dinámica que le dejó sin ascenso en el mes de junio. No gana, no marca, busca un estilo y, entretanto, se escapan puntos. La Liga le ofrece un envenenado atajo con dos partidos seguidos en el Rico Pérez: Sabadell y Orihuela. El aficionado está sobre aviso y todo lo que sean dudas, no dominar el partido y, sobre todo, ganarlo puede acabar en tragedia.

Después de tres jornadas con un empate y dos derrotas, la plantilla trata de recomponer su estado anímico para afrontar estas dos citas seguidas en casa. Uno de los líderes del equipo durante toda la pasada temporada es Fran Miranda. Ahora, busca mantener su estatus en un centro del campo que echa humo. «No hemos empezado como esperábamos, pero le vamos a dar la vuelta porque trabajamos y hacemos muchas cosas bien. Nos vamos a levantar rápido seguro», indicó el jugador extremeño.

Miranda admitió cierta sensación de «responsabilidad» en el grupo por el hecho de que el Hércules, pese a ser uno de los máximos candidatos al ascenso, aún no haya ganado y confió en que pueda encontrar la «regularidad» que le está faltando.

«En estos tres partidos hemos encajado y debemos ser de nuevo el equipo sólido de la pasada temporada. No hemos estado solventes. En cuanto recuperemos esta faceta no tendremos problemas», garantizó Miranda.

El extremeño no quiso enfocar más allá del partido de la próxima jornada ante el Sabadell y, pese a que no quiso compararlo con una final al estar aún en la cuarta jornada, sí admitió que es «importante».

Pretemporada corta

«En el Hércules todos los partidos lo son y más si has empezado mal y juegas en casa. Tenemos que estar tranquilos y unidos», indicó Miranda, quien asumió que acabar tarde la competición pasada y realizar una pretemporada corta le están pasando factura al equipo.

El centrocampista defendió a su entrenador, Lluís Plamagumà, y confió que una victoria ante el Sabadell pueda hacer cambiar de opinión a esa parte de la afición que duda del proyecto. «El equipo está fuerte y unido. El inicio del año pasado fue de ensueño y el de éste es un desastre, pero vamos a cambiar esta situación a partir del domingo», dijo.