Presentación

Militao abandona mareado su primera rueda de prensa como madridista

Militao, mareado durante la rueda de prensa. / Juan Medina (Reuters)

La emoción y los nervios pueden con el nuevo central del Real Madrid, que confiesa haber cumplido un sueño de niño al enfundarse la zamarra blanca

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Cansado por el largo viaje desde Brasil, debilitado tras acudir en ayunas y emocionado por la vorágine vivida hasta el punto de terminar mareado la rueda de prensa, Éder Militao ha sido presentado este miércoles como nuevo futbolista del Real Madrid en el palco de honor del Santiago Bernabéu. El brasileño, que se convirtió el pasado 14 de marzo en la segunda de las cinco caras nuevas para el nuevo proyecto de Zinedine Zidane tras su compatriota Rodrygo, fue el último en tener su puesta de largo como jugador del conjunto de Concha Espina debido a su presencia en la reciente Copa América, torneo en el que se proclamó campeón con Brasil pese a que sólo pudo jugar 13 minutos en la final disputada ante Perú en Maracaná al reemplazar a Philippe Coutinho. La condición de intocables para Tite de Marquinhos y Thiago Silva dejó cierto regusto amargo al zaguero, endulzado en cualquier caso por el título y su aterrizaje en el Santiago Bernabéu, donde tras pasar el preceptivo reconocimiento médico en la Clínica Sanitas La Moraleja y rubricar el contrato que le ligará a su nuevo equipo hasta el 30 de junio de 2025, recibió la calurosa bienvenida de Florentino Pérez y pronunció sus primeras palabras como madridista.

«Estoy muy feliz de jugar en el mejor club del mundo. Desde niño quería jugar en el mejor club del mundo. Quiero agradecer la confianza al presidente y a todos los madridistas, que pueden tener la seguridad de que voy a dejarlo todo por esta camiseta. Espero tener una estupenda temporada aquí y hacer historia con este club. ¡Hala Madrid!», dijo el central, que estuvo acompañado por sus padres y sus hermanos.

«Hemos iniciado de nuevo un camino lleno de ilusiones para los millones de madridistas que viven por y para el Real Madrid», había señalado minutos antes Florentino Pérez en su acogida al brasileño, incidiendo en que «el objetivo es ganar y estar siempre a la altura» de la historia del club. «Hoy estamos felices porque recibimos a uno de los grandes defensas del fútbol mundial», indicó el directivo, que recordó el reciente éxito logrado por Militao con su selección y el hecho de haber sido elegido durante cinco meses consecutivos «como el mejor defensa de la liga portuguesa».

Militao posa junto a Florentino Pérez durante su presentación.
Militao posa junto a Florentino Pérez durante su presentación. / Sergio Pérez (Reuters)

«Es un día muy especial para mí, para mi familia. Estamos llegando a un nivel muy alto, al mejor club del mundo sin lugar a dudas. Estoy muy feliz de haber llegado al Real Madrid», insistió luego en rueda de prensa Militao, que se describió como «un jugador polivalente que juega siempre por amor a lo que hace y que no le gusta perder». «Siempre espero lo mejor de mí, soy un jugador muy competitivo y muy competente», agregó el brasileño.

«No me lo pensé dos veces»

Reveló Militao que tomó rápidamente la decisión de fichar por el Real Madrid en cuanto supo del interés de los blancos. «Vi que mi trabajo se estaba haciendo bien y cuando recibí la noticia no me lo pensé dos veces. Dije que lo hiciésemos», aseguró el central, que aún no ha hablado con Zidane pero se mostró dispuesto a asumir el rol que le asigne el marsellés. «Yo vengo para hacer mi trabajo. En relación con ser titular o no eso lo decidirá Zidane. Lo que él decida estará estupendo», indicó, consciente de que tendrá una gran competencia.

Militao besa el escudo del Real Madrid.
Militao besa el escudo del Real Madrid. / Juan Medina (Reuters)

A sus 21 años y tras sólo una campaña en el Oporto, adonde llegó procedente del Sao Paulo, tendrá que pelear por un puesto en el once con Sergio Ramos y Raphael Varane, que parten con ventaja dada su condición de puntales de las cuatro últimas Champions que lucen en las vitrinas del Santiago Bernabéu, además de con Nacho Fernández y Jesús Vallejo, los otros centrales con que cuenta el plantel a disposición de Zidane. «Va a ser una disputa muy buena», vaticinó el brasileño, al que no le inquieta el dorsal que le caiga en suerte y que confesó que el título que más le gustaría conquistar con el Real Madrid es la Champions.

Lanzó Militao un mensaje a la afición del Real Madrid. «Pueden esperar un jugador muy competitivo que lo va a dar todo por esta camiseta y que va a jugar como si fuese el último partido. Voy a hacer una buena temporada y traer mucha felicidad a toda la afición», proclamó el zaguero, al que el torrente de emociones y el cansancio debido al jet lag dejó decir poco más tras pasar toda la mañana sin comer por los nervios y que ya no pudo responder a la pregunta de si le gustaría jugar con Neymar. Tras confesar que se sentía mareado salió, escoltado por Álvaro Arbeloa, quien es el central más caro en la historia del Real Madrid, que le incorporó pagando los 50 millones de euros de su cláusula de rescisión.