Jornada 7

El Barça rompe el gafe

El Barça rompe el gafe

Victoria azulgrana ante el Getafe con goles de Luis Suárez y Junior que supone el primer triunfo a domicilio de la temporada

JESÚS BALLESTEROSBarcelona

Se acabó el gafe. Por fin llegó la primera victoria a domicilio de la temporada. Le ha costado al Barcelona poner una pica lejos del Camp Nou y llegó tras un partido honesto y completísimo del conjunto azulgrana. Sobrio atrás, aprovechó sus ocasiones para vencer al Getafe y recuperar una sonrisa que había olvidado cuando disputaba sus encuentros como visitante.

Estuvo acertado cuando lo necesitaba, pero firme y consistente en labores defensivas. Un plus que había perdido el Barcelona. Por vez primera vez en lo que va de Liga, dejó el equipo su portería a cero (también lo hizo en Champions) por lo que no es de extrañar que llegase la victoria. Golazo de Luis Suárez y acierto de Junior que se estrenó como azulgrana.

Como ocurriera en la primera temporada de Valverde en el banquillo culé, el Barça demostró en el Coliseum que la victoria es más factible siempre y cuando el equipo muestre también su solvencia en defensa. No es justo rescatar sólo a Ter Stegen por el partido y por ser clave en la victoria, porque el portero alemán está siendo de los mejores del equipo en estos primeros meses de competición.

0 Getafe

Soria, Damián, Djené, Bruno, Nyom (Kenedy, min. 46), Jason (Portillo, min.71), Arambarri, Markinovic, Cucurella, Jaime Mata (Jorge Molina, min 59) y Ángel.

2 Barcelona

Ter Stegen, Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Junior Firpo, Busquets (Rakitic, min. 80), De Jong, Arthur, Carles Pérez (Todibo, min. 86), Luis Suárez y Griezmann (Semedo, min. 75).

Goles:
0-1: min. 41, Luis Suárez. 0-2: min. 49, Junior Firpo.
Árbitro:
Del Cerro Grande (Comité Madrileño). Expulsó a Lenglet (doble amarilla. min. 82). Amonestó a Bruno, Busquets, Kennedy, Markinovic, Sergi Roberto y Cucurella.
Incidencias:
Coliseum Alfonso Pérez. 17.000 espectadores.

Es el fútbol un deporte de momentos, de situaciones, de decisiones. De un remate no acertado generado por una mala elección. O también, de un impulso, de un pase y una definición que vale o cambia un partido. Hay jugadas claves y en la primera mitad del choque en Getafe hubo dos. Y en ambas fue Ter Stegen el claro protagonista. En la primera sacando un gol claro de Ángel, que de gesto mágico en el área pequeña se habilitó en solitario para medirse al gigante alemán. Pero el teutón es demasiado portero y le sacó abajo, con el pie, un tiro que mereció ser gol. No era lo último que iba a hacer con su zurda antes de que el árbitro indicase el túnel de vestuarios. Lo vio claro cuando el primer tiempo agonizaba y un pase magistral suyo (hay quien dirá que puede considerarse mejor una patada a seguir) sirvió para que Luis Suárez se sacase de la chistera una enorme vaselina que terminaría batiendo a Soria.

Floja tarde de Griezmann

Más fino estuvo el uruguayo que su pareja en el ataque. A Griezmann le da urticaria el Coliseum y en esta ocasión no fue una excepción. Son muchas campañas sin ver puerta cuando visita al Getafe. Sigue el galo sin encontrar esa continuidad tan necesaria en las tareas de goleador y Valverde le cambió antes de que acabase el duelo.

Volvía el Barça a encontrarse un equipo sin Messi, que anda amagando con sus problemas físicos. Sacó Valverde un equipo con un tridente ya reconocible con Arthur, De Jong y Busquets, y conforme fueron consumiéndose los minutos, el equipo azulgrana fue ganando en solidez y control del juego.

Nadie podrá decir que fue un duelo brillante ante el Getafe, pero el Barça apenas dio muestras de flaqueza y exhibió una de las versiones más solidas en lo que va de temporada. No es casualidad por tanto que el conjunto culé firmara su primer triunfo a domicilio desde que diera el pistoletazo de salida de esta campaña 2019-20.

Y eso que el Getafe pudo meterse el partido cuando llegaban los estertores del mismo. Lenglet veía la segunda amarilla y acababa el Barça el choque con uno menos. Segundos después, Ángel volvía a tener el gol local, pero erró de nuevo, dejando claro que la tarde no estaba para que él celebrase gol alguno.

Reconstruido el Barça con la entrada de Todibo para que Piqué no hiciese las veces de central en solitario, el partido se fue consumiendo hasta la victoria final. Un triunfo que resta dramatismo al inicio de la temporada como visitante.

Más información