Pretemporada

El Barça de Ernesto Valverde, un rompecabezas por encajar

Ernesto Valverde, durante un entrenamiento del Barça./Alejandro García (EFE)
Ernesto Valverde, durante un entrenamiento del Barça. / Alejandro García (EFE)

El técnico azulgrana afronta la gira estadounidense de su equipo con varias incógnitas que resolver de cara al debut liguero

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

La cuenta atrás está en marcha. Restan menos de dos semanas para que el balón vuelva a rodar en Liga para el vigente campeón, un Barcelona reforzado pero cuya preparación deja aún muchas incógnitas, a tenor de sus tres partidos de pretemporada hasta la fecha, saldados con dos victorias ante el Vissel Kobe japonés y frente al Arsenal y con la derrota ante el Chelsea. La tardía incorporación de los futbolistas que participaron con sus selecciones en la Copa América impide sacar excesivas conclusiones de los dos encuentros de la gira japonesa, convertidos en un carrusel de cambios con mucha presencia de canteranos frente a la ausencia de varios de los pesos pesados. Sin embargo, el duelo ante los 'gunners' del pasado domingo correspondiente al Trofeo Joan Gamper ya arrojó algo más de luz sobre el estado del equipo azulgrana.

Ernesto Valverde afronta su tercera temporada en el banquillo azulgrana tras las dudas sobre su continuidad que provocaron la eliminación en las semifinales de la Champions después de la goleada ante el Liverpool en Anfield y la derrota en la final de Copa frente al Valencia, y lo hace con una plantilla que cualquier otro entrenador querría para sí mismo.

No se puede quejar el 'Txingurri' de 'regalos' en un mercado que ha añadido a su plantilla la presencia de dos futbolistas de la talla de Antoine Griezmann y Frenkie de Jong, a la espera de lo que pueda ocurrir con Neymar, que suspira por recorrer el camino inverso al recorrido hace dos años y cambiar París por Barcelona.

Tan alto es el nivel del plantel azulgrana que Valverde deberá esforzarse por resolver el rompecabezas que supone ahora mismo elegir a los once que saltarán al césped de San Mamés para el debut liguero frente al Athletic. Con la duda de Lionel Messi, que se lesionó en el primer entrenamiento con el equipo tras su regreso y no viajó con el resto de la plantilla a la gira por Estados Unidos, tanto Griezmann como Ousmane Dembélé tendrían un hueco junto a Luis Suárez en el ataque titular ante el Athletic, pero si finalmente el '10' llega a tiempo, Valverde debería elegir entre los dos franceses, siempre teniendo en cuenta que Philippe Coutinho sigue con pie y medio fuera del club. En caso de que se produjese finalmente el fichaje de Neymar, la elección del tridente ofensivo sería aún más compleja.

Variantes en el centro del campo

No sólo en los puestos más ofensivos del dibujo táctico tiene para escoger el técnico culé. La llegada de Frenkie de Jong, el motor de un Ajax que sorprendió a toda Europa la pasada temporada, abre el abanico de posibilidades en un centro del campo plagado de variantes. A pesar de las dudas sobre la condición de titular del joven talento neerlandés, su presencia en el once en el Gamper, del que fue elegido mejor jugador, parecen volver a situarle por delante de Arthur, al que no obstante, Valverde sigue viendo con buenos ojos. Por otra parte, talentos de la cantera como Carles Aleñà y Riqui Puig llegan pujando fuerte y demandando minutos en una medular en la que por el momento sigue Ivan Rakitic, junto a Sergio Busquets, Arturo Vidal y un Sergi Roberto liberado como mediocampista tras el ascenso al primer equipo del senegalés Moussa Wagué para competir con Nelson Semedo en el lateral derecho.

No se acaban ahí los debates, ya que en el centro de la defensa, con Gerard Piqué como fijo, la titularidad de un Samuel Umtiti en plenitud física en el Gamper aviva el debate sobre su regreso al once o la continuidad de Clément Lenglet, que se convirtió en indiscutible la pasada temporada ante los problemas de lesiones de su compañero en el puesto y compatriota. Por otra parte, el fichaje de Júnior Firpo dotará a Jordi Alba de la competencia necesaria en un lateral izquierdo del que el segundo era dueño absoluto la pasada temporada.

Incluso en la portería hay novedades, con el fichaje de Neto, un buen portero que no obstante, en condiciones normales vivirá en el Barça a la alargada sombra de Marc-André ter Stegen, tal y como lo hizo Jasper Cillessen durante sus tres temporadas como azulgrana.

Muchas incógnitas y trabajo de sobra para Valverde, al que le queda el doble enfrentamiento ante el Nápoles en Estados Unidos para calibrar definitivamente el estado de su plantilla y perfilar así su once para el retorno liguero. Bendito problema, pensarán el resto de técnicos de la Liga.