El fútbol aún debe a Hacienda 482 millones de euros

El fútbol aún debe a Hacienda 482 millones de euros

La Agencia Tributaria deniega al Racing una nueva solicitud de aplazamiento, con lo que el club cántabro corre peligro de descender a Segunda B y desaparecer

AMADOR GÓMEZMadrid

A pesar de que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) se vanaglorió este martes de que la deuda del deporte rey con Hacienda se ha reducido un 25% en un año, las obligaciones de pago de los clubes de Primera y Segunda División aún asciende, a 30 de junio de 2014, a 482 millones de euros. Aproximadamente la mitad de esa cantidad está acumulada por cinco entidades (Atlético de Madrid, Deportivo, Espanyol, Mallorca y Valladolid), según desveló a finales del pasado año el Consejo Superior de Deportes (CSD), que insistió en que «el Real Madrid y el Barcelona están absolutamente al día con la Agencia Tributaria». También se aseguró entonces que el Athletic, la Real Sociedad y el Numancia no tienen deudas con el fisco. En alguno de estos casos el endeudamiento se ha solventado con acuerdos puntuales de colaboración y patrocinio con entidades bancarias o institucionales.

A través de un comunicado oficial para informar de la «situación global de sus clubes» respecto a la Agencia Tributaria al término de la temporada 2013-2014, el organismo que preside Javier Tebas quiso destacar que «en cumplimiento con el protocolo firmado por la LFP y el CSD en abril de 2012, el fútbol profesional español está siguiendo con éxito las medidas de control económico adoptadas». La patronal recuerda que al final de la temporada anterior, el endeudamiento era de 647 millones. «Se han reducido 165 millones de euros en un período de doce meses, lo que significa una bajada del 25% de la deuda existente. A este dato hay que añadir los 120 millones euros reducidos el 30 junio de 2012 respecto a la temporada 2011-2012», añadió la LFP. El Gobierno reconoció que a 1 de enero de 2012 la eterna deuda del fútbol con Hacienda ascendía a 752 millones.

Acusados los clubes de trato de favor respecto al resto de contribuyentes y la Administración de «falta de transparencia», el Ejecutivo se vio forzado entonces por la oposición a facilitar la deuda global del fútbol con Hacienda, aunque nunca desvela, «por la confidencialidad que impone la ley», el endeudamiento de las cuatro únicas entidades de Primera que no son sociedades anónimas: Real Madrid, Barcelona, Athletic y Osasuna. Hace dos años, hasta 15 clubes de Primera y Segunda llegaron a obtener el aplazamiento de sus deudas con Hacienda para evitar ser ejecutados.

Sin embargo, Hacienda ha decidido denegar al Racing una tercera solicitud de aplazamiento de la deuda del club cántabro, que asciende a nueve millones de euros. El Racing está por tanto muy seriamente amenazado con el descenso a Segunda B y, en consecuencia, corre peligro de desaparecer. De los nueve millones que la entidad santanderina debe a la administración tributaria, dos tercios corresponden a retenciones del IRFP a sus trabajadores, que son «inaplazables», según reconoció este martes el presidente del Gobierno cántabro, Ignacio Diego. Respecto a la posibilidad de que el dinero que el Racing adeuda al fisco sea adelantado por el Ejecutivo regional, insistió en que «legalmente no se puede hacer», por lo que la situación es ya «de vida o muerte», según lamentó Ignacio Diego.

 

Fotos

Vídeos