Otra final española es posible

Sorteo de semifinales. /
Sorteo de semifinales.

La Juventus será el rival del Madrid en las semifinales, y el Bayern de Guardiola el del Barça

AMADOR GÓMEZMadrid

El resultado del sorteo de las semifinales de la Liga de Campeones celebrado este viernes abre la posibilidad de una final española por segundo año consecutivo. En este caso, entre los dos colosos de la Liga, que podrían disputar el 6 de junio en Berlín un clásico europeo inédito, de incalculable dimensión planetaria, ya que Real Madrid y Barcelona nunca se han enfrentado en el partido definitivo por el gran título continental. La suerte sonrió al Madrid en el bombo, ya que el rival del vigente campeón de Europa en la última eliminatoria será la Juventus, y los blancos jugarán además el partido de vuelta de semifinales en casa, mientras que el Barça se enfrentará al Bayern, con el segundo partido en Múnich, en un cruce que despedirá a uno de los considerados máximos favoritos a la corona.

El enemigo deseado por todos, la Juventus, le correspondió al Real Madrid en su camino hacia la undécima, con el recuerdo de la séptima conquistada por los blancos en 1998 en la final contra el conjunto italiano. El partido de ida se disputará el martes 5 de mayo en el Juventus Stadium, con la vuelta en el Bernabéu una semana después, el día 13. Sin embargo, el gran coco para los representantes españoles, el Bayern de Pep Guardiola, quedó emparejado con el Barça, que tendrá la oportunidad de vengarse de los alemanes de la humillante eliminación sufrida hace dos temporadas, por un global de 7-0.

Thiago contra Rafinha

El Barça se reencontrará por tanto el miércoles 6 de mayo (en el Camp Nou) con Guardiola, y también con Thiago Alcántara -contra su hermano Rafinha- en la semifinal estelar, que promete ser espectacular, protagonizada por los dos equipos más en forma de Europa. El morbo de la eliminatoria Barça-Bayern, que se resolverá el 12 de mayo en el Allianz Arena, también estará en el duelo de banquillos entre el técnico que llevó al Barça a adjudicarse dos Ligas de Campeones y Luis Enrique.

Para el cruce contra la Juventus, que también permitirá que Morata se enfrente al equipo de su vida, el Real Madrid, el equipo de Carlo Ancelotti espera recuperar a Gareth Bale y Karim Benzema, y el conjunto turinés al francés Paul Pogba, ambos actualmente lesionados. En cualquier caso, el defensor del título es claro favorito ante un conjunto turinés amante del catenaccio que ha alcanzado las semifinales sólo con un gol a favor ante el Mónaco, y gracias a un penalti inexistente. Aunque con un tanto de última hora de Chicharito, el Madrid fue sin embargo superior al Atlético en los dos encuentros de cuartos y los blancos han recuperado la autoestima en la Champions. La Juve, pese a su estilo ultradefensivo, ante el que los madridistas encuentran muchas dificultades, no debería ser un obstáculo para que el Real Madrid se cite con el Barça o el Bayern en el choque decisivo.

«Han pasado 12 años y estamos felices de estar de nuevo en semifinales. Nos enfrentaremos a los defensores del título, son unos 'monstruos'. Intentaremos hacer algo bonito por el 'calcio' italiano y esto nos llena de orgullo», aseguró el exfutbolista checo Pavel Nedved, miembro de la Junta Directiva de la Juventus. «La Juventus es un club que tiene una historia legendaria y que vuelve después de doce años a jugar una semifinal», recordó Carlo Ancelotti, entrenador del Real Madrid. «Está haciendo una muy buena temporada y ya prácticamente ha ganado la liga italiana. Entonces, se pueden centrar mejor en la competición europea», avisó el técnico.

En cualquier caso, el Real Madrid advierte del peligro de la Juventus. «Nos vamos a enfrentar a un club legendario. Es muy buena noticia para el fútbol y la Liga de Campeones que la Juventus haya vuelto a este nivel (las semifinales 12 años después). Ya nos enfrentamos a ellos el año pasado (en la fase de grupos, 2-1 en el Bernabéu y 2-2 en Turín). Será una eliminatoria muy equilibrada y apasionante. La Juventus es un equipo muy competitivo, y ojalá podamos recuperar a todos nuestros lesionados (no estará Modric, de baja un mes y medio) para afrontar esta eliminatoria de lo mejor posible. La Juventus es un gran rival», insistió Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales del Real Madrid.

Robben y el recuerdo de 2013

También el Bayern, afectado por una plaga de lesiones, confía es tener disponible a Robben para enfrentarse al Barça e intentar equilibrar la potentísima tripleta atacante azulgrana formada por Messi, Luis Suárez y Neymar. Sin embargo, Ribéry seguramente no llegará tiempo para afrontar esta semifinal que para muchos aficionados tiene tintes de final anticipada, pero, sobre todo, aires de revancha azulgrana después de la paliza de los germanos al Barça en las semifinales de la temporada 2012-2013, con un 4-0 en Múnich y un 0-3 en el Camp Nou. Entonces, Tito Vilanova dirigiría a los azulgrana y Jupp Heynckes al Bayern. "El sorteo ha sido complicado, contra el Bayern y el primer partido en casa. El peor rival no, todos los equipos son muy fuertes, con mucha tradición y muy competitivos", comentó el vicepresidente deportivo del FC Barcelona, Jordi Mestre, en declaraciones a Canal+. "El Bayern está muy fuerte y ha hecho hasta ahora un camino increíble en la Champions", analizó el exfutbolista francés del Barcelona Ludovic Guily. "Son las mejores semifinales de la historia de la Liga de Campeones", concluyó el exfutbolista alemán Paul Breitner, representante del ayern.

Ahora es Guardiola quien marca este cruce letal. "Sabía que tarde o temprano sucedería. Todo el fútbol entiende lo especial que es para mí. Para Thiago y para mí. Es una vida en Barcelona. Estoy aquí porque entrené al Barça y es especial también para todo el cuerpo técnico y para los jugadores. Creedme, ¡el Barcelona es el más fuerte!", comentó el mito azulgrana que ahora dirige al Bayern. "Tengo un gran respeto hacia ellos y estoy muy contento de vivir esta experiencia. Pero al final no es más que un partido de fútbol", reconoció. "Entiendo que muchos lo vean así. Luis Enrique ha tenido una buena temporada tras dificultades al comienzo y Pep en todo caso atrae la atención. Pero creo que la atención hay que centrarla en los jugadores, ellos son los que juegan y no los entrenadores" , dijo Matthias Sammer, director deportivo del club. "Pep gritó 'vamos' cuando lo escuchó. Es un gran momento y estoy deseando que llegue. Las posibilidades están al 50%... ¿Qué podría ser mejor que un gran partido como este en el fútbol", añadió.

También habló Thiago Alcántara, quien llegó a Baviera después de que el Bayern pagara su claúsula de rescisión. "Hubiera sido difícil contra cualquiera de los rivales, pero es un honor jugar en el Camp Nou. Haremos todo lo posible para pasar y jugar por el título europeo en Berlín", declaró en previsión de enfrentarse a su hermano Rafinha.