San José aguanta Europa

Iturraspe controla un balón ante Alex Teixeira. /
Iturraspe controla un balón ante Alex Teixeira.

Un sólo punto ante el BATE, que cayó en Oporto, clasificaría matemáticamente a los rojiblancos para la segunda competición continental

RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

El Athletic mostró su mejor imagen ante el Shakhtar en Ucrania y sumó su primer triunfo en la 'Champions League' que además le permite llegar a la jornada final con la opción de que un empate ante el BATE, superado por el líder Oporto como se preveía, le mantenga como tercero de grupo. Un sólo punto en San Mamés ante los bielorrusos, que visto ahora vencieron de modo inexpicable en Borisov por 2-1, le permitiría seguir vivo en competición europea... ya en 2015, cuando quizá haya encontrado de modo definitivo la buena línea mostrada al inicio de 2014. Ahora está en camino, ya que en Lviv sumó su séptimo partido consecutivo sin caer. Quizá, en este momento, la 'Europa League' parece un premio menor, pero el ejemplo de Atlético en 2010 y de Chelsea en 2013, le anima a conseguir su primer triunfo como local en esta Liga de Campeones por la que tanto luchó.

0 Shakhtar

Pyatov, Kucher, Shevchuk, Srna, Rakitskiy; Stepanenko, Fernando, Douglas Costa (Marlos, min. 67), Alex Teixeira, Taison (Bernard, min. 71), Luiz Adriano

1 Athletic

Iraizoz, De Marcos, San José, Etxeita (Gurpegui, min. 30), Balenziaga, Iturraspe, Mikel Rico, Beñat, Susaeta (Aduriz, min. 64), Muniain (Unai López, min. 88), Viguera.

Gol
0-1: min. 67, San José.
Árbitro
Mark Clattenburg (Inglés). Amonestó a Iturraspe, Kucher, Gurpegui, San José, Luiz Adriano, Srna, Stepanenko, Unai López.
Incidencias
Cerca de completarse los 34.915 espectadores del Arena Lviv, donde apenas había cincuenta aficionados del Athletic. Quinto partido de la Liga de Campeones, correspondiente al grupo H. Tres grados bajo cero durante la disputa del partido.

Los vascos, que tuvieron en la lesión muscular de Etxeita y la sanción de Gurpegui las peores noticia de la noche, fueron de menos a más en la primera mitad. Arrancaron con la misma mala tónica que en toda la competición, pero la cosa fue a mejor después de sufrir la ocasión más clara en el inicio, originada por un error gravísimo de San José en la salida de balón, se quedó Alex Teixeira mano a mano ante Gorka que detuvo el potente remate del punta. El central, que acostumbra a enmendar sus errores con goles en el marco rival, cabeceó alto el primer córner de los vascos botado por Beñat, otra de las novedades en el once. Su fallo no tuvo consecuencia en el marcador, su cabezazo tampoco. hasta la segunda mitad, que aprovechó con el pie un servicio en un golpe franco de Beñat.

Viguera, la tercera novedad, estuvo solo pero muy participativo. Apareció para rematar en carrera un servicio largo desde la banda de Óscar de Marcos, otra vez en el lateral. El Athletic empezó a presionar arriba, haciendo más complicada la circulación de balón local. El duelo se afeó, pasando a ser más igualado en cuanto a la posesión. Las ocasiones eran igual de escasas, aunque el Athletic estaba cómodo y recobró la sensación de ser competitivo en Europa. El Shakhtar estaba obtuso y sólo inquietó con algún remate lejano. Rico, Muniain y Beñat también buscaron el gol pero sin exigir demasiado a Pyatov.

Al regresar del vestuario, Iturraspe se quedó parado pensando que Clattenburg pitaría falta de Douglas. No lo hizo y el brasileño puso a prueba a Iraizoz, que puso una buena mano. El Athletic tenía claro el plan: recuperar, salir buscando a Viguera y acabar la jugada. Luiz Adriano, que al arrancar el encuentro llevaba más goles que 24 de los 32 equipos que participan en la fase de grupos, le costó diez minutos dar señales de vida pero su primera intentona se fue mordida. Quiso asociarse pero estaba desactivado y algo fustrado, tanto que acabó dando un codazo absurdo que le costará no jugar la jornada final en Portugal. Valverde, que ve cómo su equipo recobra las buenas sensaciones tras meses de agobios, fue valiente y buscó el partido. Metió a Aduriz, participante en la mitad de los goles de su equipo durante esta campaña, en la media hora final.

Mano final de Balenziaga

Su presencia agobió a los centrales locales, que se centraron en los dos puntas vascos olvidando a San José que remachó a placer un centro de Beñat que tuvo en un golpe franco la opción del 0-2. Más clara la tuvo Muniain tras una buena acción de Aduriz y Viguera, pero remató mordida. El asunto casi lo vio perdido el Shaktar, que cargó de amarillas a sus apercibidos para llegar limpios a octavos. Todos menos Stepanenko, que se desgañitó pidiendo un clarísimo penalti por manos de Balenziaga sobre la línea de gol justo antes de la prolongación. Era justo el triunfo visitante, que pudo ser mayor si Aduriz hubiese cruzado menos una bola segundos antes del pitido final. Ahora, lo normal es, viendo el rendimiento mostrado en Ucrania y el nivel del BATE, que los vascos sigan jugando en Europa en febrero. Aquella derrota de Borisov, indigna, impide que San Mamés cierre la fase de grupos pensando en octavos.