El inusual sueño de infancia de Jorge Aura

Jorge Aura, ayer en Valencia. / juanjo monzó
Jorge Aura, ayer en Valencia. / juanjo monzó

Tiene trece años y es el árbitro más joven de la Comunitat | «El VAR es la mejor herramienta al aclarar las jugadas dubitativas. Es la tecnología más completa», asegura el joven de Alcoy

LOURDES MARTÍVALENCIA.

Jorge Aura cumple 14 años en julio. Como otros muchos niños de su edad amantes del fútbol, sueña con «llegar a Primera». Él se enamoró de la parte quizás menos amable del deporte rey: «Un día estaba viendo un partido y empecé a fijarme en el trabajo del árbitro. Yo jugaba, pero me llamó la atención, me fui a la Federación y me apunté en un curso», comenta. Ahora es el colegiado más joven de la Comunitat. «Mis padres me preguntaban una y otra vez si estaba seguro de querer ser árbitro y yo lo tenía muy claro», recuerda. Su sueño es pitar un «Barcelona-Real Madrid» y, como todos los niños, tiene un referente. «Me gusta mucho José María Sánchez Martínez, del Comité Murciano», asegura contundente, aunque le gusta el carácter dialogador del valenciano Mateu-Lahoz. Otro de los de casa que le gusta es Rubén Porras, de Segunda, a quien ha tenido la oportunidad de ver y conversar en persona: «También es línier y me gustan sus partidos, cuando les comento que soy árbitro se sorprenden por la edad, pero yo lo tengo muy claro».

Mientras los fines de semana arbitra encuentros hasta categoría alevín, entre semana acude al colegio. Jorge todavía no tiene claro qué va a estudiar aunque le gustan «las ciencias y las matemáticas», e invita a todos los niños que sientan el gusanillo a apuntarse a los cursillos que ofrece la Federación: «Que lo prueben. Si no les gusta, siempre tienen la opción de dejarlo, pero que no se queden con las ganas». Jorge cuenta con la admiración de José Enguix, presidente del Comité Técnico de Árbitros de la FFCV: «Su actitud es un ejemplo que queremos trasladar al resto. Para dirigir un partido se requiere decisión, organización y valentía», declara.

Jorge ha empezado a dirigir en una nueva era del arbitraje. Las federaciones quieren dejar atrás eso de llamar a los colegiados por los dos apellidos, algo que poco a poco llegará. Lo que ya está implementado son las nuevas tecnologías. «El VAR es la mejor herramienta que existe a día de hoy porque aclara esas jugadas dubitativas. Es la más completa porque pueden solucionar jugadas conflictivas además de goles», analiza. Su trabajo como árbitro no termina en los terrenos de juego, su formación es constante. «Me gusta ver vídeos por internet de las decisiones arbitrales, por ejemplo de los últimos partidos de Liga, hay descensos, ascensos y el trabajo es muy importante», insiste.

«Mis padres me preguntaban si estaba seguro y yo lo tenía muy claro», afirma

Salva Gomar, presidente de la Federación, destaca la «ilusión» de chavales como Jorge: «Queremos potenciar el arbitraje aquí».