Investigan una trama que defraudó a Hacienda con traspasos de futbolistas

Nelio Freire, tras participar en el seminario de la LFP y Liga NOS sobre los TPO./R.C.
Nelio Freire, tras participar en el seminario de la LFP y Liga NOS sobre los TPO. / R.C.

Doyen no tributó en España rendimientos de derechos económicos de jugadores y de abusivos préstamos a clubes. La agencia comparte la propiedad de Kondogbia

R. ERRASTI / M. BALÍNMadrid

El fútbol, otra vez en el ojo del huracán. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha admitido una querella de la Fiscalía Anticorrupción y ha acordado investigar al fondo de inversión Doyen Sports Investment Limited, a su administrador (Nelio Freire Lucas), a dos intermediarios (los ex jugadores Juan Manuel López y Mariano Aguilar) y a otras dos personas (Rocío del Carmen Sánchez, pareja de López, y Miguel Aguilar, hermano de Mariano) por no tributar en España los rendimientos derivados de operaciones de compra de derechos económicos de jugadores de fútbol y de la concesión de préstamos a varios clubes. Los seis han sido citados a declarar como investigados por este mismo delito y también por blanqueo de capitales entre mañana y pasado ante el Juzgado Central de Instrucción cinco.

De la Mata, que ya ha levantado el secreto de las actuaciones, ha coordinado una operación policial que incluía requerimientos de información a determinados clubes de fútbol y organismos, que no están siendo investigados en este procedimiento, como son el Getafe, el Atlético, el Sevilla, el Valencia, el Granada, el Cádiz, el Sporting, el Elche, la Federación Española de Fútbol (FEF) y la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

Las operaciones TPO

¿Por qué prohibe la FIFA estos fondos?
Igual que FIFPro cree que la propiedad por parte de terceros «es una especie de esclavitud moderna, donde se ven jugadores que pertenecen a los fondos de inversión u otras entidades, en general, no identificadas, corporativa».
Gilavogui, Falcao y el Atlético.
La Fiscalía identifica operaciones de adquisición de derechos del francés al Atlético y préstamo de 2,5 millones; venta de derechos económicos de Falcao y asistencia financiera añadida al mismo club.
Préstamos.
2,5 millones al Atlético y al Sporting; 3,65 millones al Sevilla; 3,5 millones al Getafe y medio millón al expresidente del Sevilla José María del Nido.
Un fraude de 5 kilos.
Por todas esas operaciones, financió fichajes y facilitó liquidez a clubes con dificultades, la base imponible atribuible al establecimiento permanente alcanza 15.328.829 de euros y la cuota tributaria defraudada sería de 4.583.648,77 €.

También se han practicado registros en los domicilios de algunos de los investigados. El magistrado señala que, para dejar de cumplir con sus obligaciones fiscales, Doyen usó «una compleja estructura societaria tendente a ocultar a Hacienda que la gestión efectiva de Doyen se realizaba desde España y no desde Malta, como se simulaba».

El auto de admisión, que recoge los hechos de la querella de la Fiscalía, explica que Doyen es un fondo de inversión con capital de 100 millones de euros constituido en 2011, con domicilio de Malta y cuya actividad consiste en operaciones de compra de derechos económicos de jugadores y la concesión de préstamos a clubes de fútbol.

Este fondo, continúa, recibía como contraprestación a realizar por el club financiado, no solo el cobro de los intereses por el capital prestado, sino un porcentaje de la eventual futura venta del futbolista que necesariamente debía llevar a cabo la entidad al recibir una oferta que cumpliera las condiciones previstas al celebrar el inicial contrato de préstamo. Estos acuerdos denominados TPO (Third Party Ownership) fueron prohibidos por FIFA a petición de UEFA y FIFPro, sindicato profesional de futbolistas, a partir del 1 de mayo de 2015. A partir de dicha fecha, subraya la resolución, Doyen mantuvo la vigencia de dichos contratos formalizados hasta entonces y siguió gestionando los derechos de imagen y concediendo nuevos préstamos a clubes.

Según el auto, Doyen realiza «su actividad en España, y comercializa, por medio de un entramado implantado y asentado de manera estable en nuestro país, de modo que aunque haya intentado ocultar su existencia en España». De hecho, «la rama española del fondo se encuentra liderada por dos hombres de confianza, Aguilar y López, ambos intermediarios, quienes junto Nelio Freire, a través de la sociedad Assets 4 Sports -posteriormente sustituida por la sociedad maltesa Vela Management- han llegado a representar y negociar en nombre del fondo mayores fichajes (teniendo el 50 % de derechos de jugadores como Kondogbia o Miroslav Stepanovic y el 20 % por ciento de Babá), embolsándose por ello importantes cantidades.

La resolución detalla que Doyen, que en 2015 insistía que pagaba «impuestos como cualquier otro contribuyente», no presentó ninguna declaración en territorio español, pese «a su estrecha vinculación económica al mismo». El juez analiza el papel de los intermediarios López y Aguilar y explica que ambos residen en España aunque asegura, «han ocultado, en distintos momentos, su condición de residentes (uno alegó que lo hacía en Suiza y otro Gran Bretaña), así como su renta y patrimonio por lo que la ocultación podría haber tenido no solo consecuencias penales en relación con sus propias obligaciones tributarias, sino que podrían influir en la calificación definitiva delictiva de los incumplimientos tributarios de Doyen».

De la Mata esgrime que sólo en 2013, tal y como apunta la Fiscalía, Doyen podría haber defraudado más de 5 millones, a lo que habrá que sumar nuevas cantidades una vez que se disponga de la información precisa para cuantificarlas.