España doblega a Rusia en la final y se lleva el título en el COTIF

Cedric celebra el primer gol de España en la final. / lp
Cedric celebra el primer gol de España en la final. / lp

Los de David Gordo vencen por goleada (4-0), la selección se adjudica el torneo femenino y el Valencia gana el de promesas

MANUEL MORERA

España venció por cuatro goles a una desdibujada Rusia en la final del COTIF, prestigioso torneo veraniego de l'Alcúdia. Los de David Gordo dominaron todas las fases del juego y se hicieron con el dominio del balón. Los primeros envites rusos de los compases iniciales se transformaron en posesión española. Con la pelota en los pies, el primer gol de La roja no se hizo esperar. Cedric perforó la red tras una buena jugada colectiva.

En el minuto 31, el equipo español volvió a batir a los rusos, el bético Roberto González golpeaba el balón a la red. Tras el segundo tanto, Rusia quedó totalmente desdibujada y pecó de inexperiencia. A la vuelta del descanso, cuando los de Oleg Levin comenzaban a rearmarse, Baena firmó la sentencia tras una asistencia del levantinista Toni Herrero. Si la final ya estaba sentenciada, la expulsión de Mokhabaliev acabó con cualquier esperanza. La goleada fue culminada por Latasa tras rematar un magnífico centro.

Este no fue el único triunfo de la selección española durante el COTIF. En categoría femenina, España también se impuso en la final al Villarreal con un solitario gol de Irene López. El 1-0 fue suficiente para alzarse con la a octava edición del Cañamás Naranja COTIF Femenino. El encuentro tuvo lo que la mayoría de finales. No destacó por el buen juego ni por las ocasiones, pero ambos equipos intentaron minimizar riesgos para mantener la portería a cero. López, gracias a ser menor que Colonques, se proclamó como la máxima goleadora del torneo.

En el apartado valencianista, el COTIF también sirvió para tocar metal. Los de Paterna no se alzaban con el título en la categoría Promesas Istobal desde 2013. Los dos goles de Thiago Albiol fueron suficientes para imponerse al Mediterranean Soccer Academy, que también llegaba invicto a la final. La joven promesa es el sobrino de Raúl Albiol, pero viste el 10 en su camiseta. Durante toda la primera parte descolocó a una defensa amarilla incapaz de pararlo.