Inglaterra

Bernardo Silva, acusado de «mala conducta» por un tuit considerado racista

Bernardo Silva, durante el partido de Champions ante el Dinamo de Zagreb. /Andrew Yates (Reuters)
Bernardo Silva, durante el partido de Champions ante el Dinamo de Zagreb. / Andrew Yates (Reuters)

El centrocampista del Manchester City tuiteó el pasado 22 de septiembre una foto de su compañero Mendy acompañada del logo de la marca de cacahuetes 'Conguitos'

COLPISA / AFPLONDRES

La Federación Inglesa de Fútbol (FA) ha acusado oficialmente este miércoles al centrocampista del Manchester City Bernardo Silva, después de que éste escribiese a su compañero Benjamin Mendy un tuit que pretendía ser humorístico, pero que podría ser considerado racista.

El internacional portugués ha sido acusado de «mala conducta» en las redes sociales con el agravante de que en su tuit hacía alusión a la raza, el color o la etnia.

El pasado 22 de septiembre, tras un partido, Silva tuiteó una foto de su compañero de equipo Benjamin Mendy de niño, acompañada del logo de la marca de cacahuetes 'Conguitos'. Un tuit que muchos han considerado que desprende un aire de estereotipos racistas y colonialistas.

El internacional francés, muy amigo de Bernardo Silva y muy activo en redes sociales, dio un 'me gusta' al tuit, pero la polémica no tardó en estallar. Bernardo Silva borró rápidamente el tuit, publicando otro después: «Ya ni se puede bromear con un amigo en estos tiempos... Sinceramente, chicos...», escribió junto a un emoticono mostrando una persona consternada.

Historial

El portugués envió una carta a la FA para pedir perdón a toda la gente que se sintiese ofendida por ese tuit, asegurando que aprendió la lección. Mendy lanzó un mensaje de apoyo a su compañero hacia las autoridades para decir que no se había sentido insultado.

Pero el pasado en las redes sociales de Bernardo Silva fue examinado con lupa y en un vídeo de antes de la temporada 2018/2019, el portugués dice que Mendy, vestido de negro, estaba completamente desnudo. La FA había hecho saber que extendería su investigación a «todo el histórico de las redes sociales» del luso. El futbolista tiene hasta el 9 de octubre para defenderse ante las autoridades del fútbol inglés.